Vox rechaza la prórroga del estado de alarma y recurrirá al Constitucional

Vox quiere ocupar el campo libre que le deja la, a su juicio, tibia actitud de Pablo Casado ante la gestión que está realizando el presidente Pedro Sánchez de la crisis del coronavirus para erigirse en la única oposición frontal al Gobierno y capitalizar el descontento que provoca su gestión de la crisis.

El partido ultra no solo no apoyará la prórroga del estado de alarma el próximo jueves en el Congreso –aún no ha confirmado si se abstendrá o votará en contra, aunque se inclina por esto último— sino que llevará el decreto ley que lo regula al Tribunal Constitucional por considerar que sus medidas suponen “un estado de excepción encubierto”, según su portavoz, Jorge Buxadé. Se da la circunstancia de que Vox reclamó, a raíz de los disturbios que siguieron a la difusión de la sentencia del procés, que el Gobierno declarase el estado de excepción, que entraña la suspensión de derechos fundamentales.

Además, Vox prepara una querella criminal contra los responsables de gestionar la lucha contra la pandemia por supuestos delitos de “dejación de responsabilidades, imprudencia grave o, en su caso, delito doloso”, ha confirmado Buxadé. El partido ultra empezó exigiendo la dimisión de la vicepresidenta primera Carmen Calvo y del director de emergencias, Fernando Simón, y luego elevó el listón apuntando al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, para acabar reclamando un Gobierno de “emergencia nacional” formado por tecnócratas.

Tras haber apoyado la primera prórroga del estado de alarma para no descolgarse de sus propios llamamientos a la unidad nacional, el presidente de Vox, Santiago Abascal, escenificó el pasado sábado su divorcio con Sánchez al convertirse en el único líder político que se negó a atender la llamada del presidente. Además, sin llegar a convocarlas directamente, Vox ha alentado a través de las redes sociales las caceroladas de protesta por la gestión que el Gobierno ha hecho de la crisis.

Por otra parte, 16 de los 52 diputados de Vox regresaron el domingo a sus despachos en el Congreso y reiniciaron el trabajo presencial, poniendo fin al telemático, pese a las medidas de confinamiento. Todos los parlamentarios del partido ultra se sometieron a cuarentena después de que el 10 de marzo el secretario general del partido, Javier Ortega Smith, reconociera que había dado positivo por coronavirus.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Leave a Reply