Batas, mascarillas, desinfectante e impresión 3D: así se ha reconvertido la industria de la moda y la belleza durante la crisis del coronavirus

La fábrica de Baby Dior, la línea infantil de Christian Dior, en Redon (Francia), vive estos días una actividad atípica. En ella, un grupo voluntario de petites mains –nombre con que se conoce al personal que trabaja en las manufacturas de la moda de lujo francesa– se afanan para confeccionar mascarillas destinadas a los servicios sanitarios franceses, golpeados, al igual que los de muchos otros países, por la pandemia del Covid-19. No es la única imagen sorprendente. En la fábrica de Industrie Cosmetiche Riunite (ICR) en Lodi, Italia, las líneas de producción rellenan con gel desinfectante para las manos frasquitos de 75 centilitros que habitualmente suelen contener productos cosméticos de Bulgari. En su taller de Madrid, la diseñadora Laura Martínez, fundadora de PeSeTa, graba un tutorial para fabricar mascarillas de uso casero (ojo, no sanitario) con tela, aguja e hilo. A su vez, las impresoras 3D de Camper en Mallorca están empezando a fabricar máscaras protectoras faciales a partir de un modelo homologado. La industria de la moda y el lujo pone estos días sus infraestructuras al servicio de las necesidades de las autoridades sanitarias, mientras firmas de todo el mundo donan distintas cantidades a entidades implicadas en la lucha contra la pandemia. Estas son las aportaciones más relevantes.

Mascarillas elaboradas en los talleres de Baby Dior en Redon (Francia).Mascarillas elaboradas en los talleres de Baby Dior en Redon (Francia).

Giorgio Armani: batas en un momento decisivo. Las fábricas del grupo Armani en Italia se han reconvertido para producir batas de un solo uso para personal sanitario. Además, el propio Giorgio Armani ha efectuado donaciones a la Protección Civil italiana y a varios hospitales de Milán, Bérgamo y Roma. En total, aproximadamente 2 millones de euros, tal y como calcula el diario económico Il Sole 24 Ore.

Mayhoola y la Fundación Valentino: una sorpresa para España. Puede que para el gran público este nombre no sea muy conocido, pero es la empresa propietaria de firmas como Valentino, Pal Zileri y Balmain. Y, tras hacer cuantiosas donaciones a la sanidad italiana, esta semana ha anunciado una donación que toca muy de cerca de los españoles: un millón de euros para el hospital de emergencia instalado en IFEMA (Madrid) para atender a afectados por el Covid-19. Previamente la empresa había hecho también donaciones al sistema sanitario italiano: un millón de euros para mejorar la UCI del hospital Sacco de Milán, y otro para Protección Civil. Por su parte, también Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti han donado, a través de su fundación privada, un millón de euros adicional a un hospital romano.

Gucci: espíritu comunitario y ‘crowdfunding’ digital. La firma italiana cuenta con una de las audiencias digitales más fieles e implicadas del sector de la moda. Por ello, ha decidido emplear las herramientas que le son propias para unirse a la lucha contra el Covid-19: el activismo en redes sociales. Sus donaciones a dos campañas de crowdfounding –una nacional, a favor de la Protección Civil, y una global a través de la OMS– van unidas a una campaña para que sus seguidores –la llamada #GucciCommunity– hagan sus aportaciones a través de Instagram y Facebook bajo el lema “We are all in this together”.

Herno: reconversión en momentos difíciles. Las fábricas de Italia donde Herno produce sus sofisticadísimas y tecnológicas prendas de abrigo se han adaptado para confeccionar artículos sanitarios. Concretamente, 10.000 batas y 25.000 mascarillas al mes. Cada tarde, la Protección Civil italiana acude a la fábrica para recoger las entregas y distribuirlas en la zona cercana a Verbania (Lago Maggiore).

Ralph Lauren: fondos para la sanidad estadounidense. La fundación capitaneada por el propio Ralph Lauren ha anunciado la donación de 10 millones de dólares al fondo de solidaridad promovido por la Organización Mundial de la Salud y la fabricación de mascarillas y batas para los servicios sanitarios americanos. “En el corazón de nuestra empresa, siempre ha habido un espíritu de unión que inspira nuestra creatividad, nuestra confianza y, lo más importante, nuestro apoyo mutuo”, ha declarado Ralph Lauren.

Laboratorio de la universidad Humanitas en la que el profesor Mantovani investiga acerca del Covid-19 gracias a fondos proporcionados por Dolce & Gabbana.Laboratorio de la universidad Humanitas en la que el profesor Mantovani investiga acerca del Covid-19 gracias a fondos proporcionados por Dolce & Gabbana.

Dolce & Gabbana: ayuda a la investigación. La firma italiana fue una de las primeras en hacer su aportación a la lucha contra el Covid-19, y lo hizo atendiendo a la investigación, con fondos a la universidad Humanitas de Italia donde se indaga en torno a la respuesta del sistema inmunitario ante el coronavirus SARS-CoV-2, algo que puede ser crucial para el desarrollo de soluciones médicas y mejores herramientas de diagnóstico. “Ante tragedias de tan gran escala, cada acción puede parecer insignificante”, explicaron los diseñadores en el comunicado de prensa. “Pero el profesor Mantovani nos contó una fábula africana acerca de un colibrí. Mientras todos los animales huían de un incendio en el bosque, el colibrí volaba en sentido contrario para llevar agua con que apagar el fuego. Entendimos que, en todo caso, valía la pena hacer algo. Incluso un pequeño gesto puede tener un enorme significado. Apoyar la investigación científica es un deber moral para nosotros, y esperamos que esta contribución ayude a resolver este problema”.

Frascos de líquido desinfectante en la fábrica de Bulgari en Italia.Frascos de líquido desinfectante en la fábrica de Bulgari en Italia. Foto: Bulgari

LVMH: gel hidroalcohólico en plantas de producción de lujo. Las plantas de producción en suelo francés de LVMH, donde se elaboran perfumes y cosméticos de firmas como Dior, Givenchy o Guerlain, están produciendo de manera excepcional gel desinfectante gratuito para los hospitales franceses y las autoridades sanitarias. Pero no solo en Francia: Bulgari, la firma de joyería, relojería y complementos que también forma parte de LVMH, ha anunciado que ha comenzado a hacer lo propio en suelo italiano. “Gracias a nuestra experiencia en fragancias, hemos podido desarrollar, junto con ICR [su socio para la fabricación de cosméticos], un gel de limpieza para manos con desinfectante que se producirá en nuestra fábrica de Lodi en la cual se elaboran nuestros perfumes de alta gama y las comodities de los hoteles”, ha declarado Jean-Christophe Babin, consejero delegado de Bulgari. Por otro lado, la fábrica de Baby Dior en Francia produce de manera voluntaria mascarillas.

Puig: desinfectante en estado de alarma. La multinacional española de moda y fragancias Puig, cuyas marcas incluyen nombres tan conocidos como Carolina Herrera, Jean Paul Gaultier o Paco Rabanne, confirmó igualmente que colaborará con el Gobierno español en la fabricación de desinfectante. El anuncio coincidió con un comunicado de la asociación Stanpa, que representa el sector de la perfumería y la cosmética en España, en el que indicó que “las principales compañías del sector, sean o no fabricantes de este tipo de productos, están transfiriendo de forma inmediata capacidades de producción de perfumes, tintes u otros productos con alcohol a la fabricación de soluciones hidroalcohólicas”.

L’Oréal España: una fábrica vanguardista al servicio de la emergencia. La fábrica internacional de Productos Capilares que L’Oréal tiene en Burgos, una de las más avanzadas de este sector, produce una media de 20.000 unidades diarias de geles desinfectantes destinados a las autoridades sanitarias, a hospitales y residencias de Madrid, Castilla y León y País Vasco. Además, la Fundación L’Oréal ha donado un millón de euros a distintas iniciativas destinadas a paliar los efectos de la pandemia.

Moncler: compromiso con Milán. “Milán es una ciudad que nos ha dado cosas extraordinarias. No podemos y no debemos abandonarla. El deber de todos es aportar a una ciudad que nos ha dado tanto”. Las palabras en Instagram de Remo Ruffini, consejero delegado de la firma de lujo Moncler, iban parejas al anuncio de la donación de 10 millones de euros para construir un nuevo hospital en Milán con 400 unidades de cuidados intensivos.

Salvatore Ferragamo: contra la expansión del virus en Toscana. La firma florentina está estrechamente ligada a la región de Toscana, así que fue una de las primeras en unirse a la llamada a la acción para contribuir a la lucha con la pandemia en los centros sanitarios de la zona. Como ha anunciado la casa en sus redes sociales, Salvatore Ferragamo se ha comprometido a fabricar y donar 100.000 mascarillas antibacterianas TNT, proporcionar 50.000 piezas de desinfectante de manos y 3.000 mascarillas FPP1 para la atención sanitaria local.

Prada: unidades UCI y mascarillas. La fábrica textil de Prada en las inmediaciones de Perugia ha comenzado a producir 80.000 batas de médico y 110.00 mascarillas destinadas a la región de Toscana. Se trata de un encargo solicitado por la región italiana de Toscana. Por otra parte, Miuccia Prada, Patrizio Bertelli y Carlo Mazzi, respectivamente co-consejeros delegados y presidente de Prada, han donado dos unidades de cuidados intensivos a cada hospital milanés.

Camper: impresión 3D y zapatillas para los hospitales. La firma de calzado tiene sus raíces en Mallorca, donde se encuentran sus oficinas centrales y también talleres como el dedicado a la impresión 3D de componentes. Desde esta semana, esas máquinas están a pleno rendimiento para producir componentes para pantallas protectoras faciales, a la espera de recibir la autorización para hacer lo propio con piezas especiales para respiradores. Desde la firma cuentan que también han donado zapatos para sanitarios y zapatillas para estar en casa, procedentes de sus hoteles casa Camper, para pacientes de Covid-19, y han ofrecido los iPads de sus puntos de venta para facilitar la comunicación de los afectados en los hospitales.

Tod’s: ayuda para los familiares de víctimas. El pasado 6 de abril, la cuenta de Instagram de Tod’s indicaba que la familia Della Valle, propietaria de la firma de calzado y de otras casas como Fay, Hogan o Elsa Schiaparelli, ha donado en su nombre y en el de sus empleados 5 millones de euros destinados a los familiares de profesionales sanitarios fallecidos durante la lucha contra el Covid-19.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply