La patronal global de la banca alerta de que la deuda crecerá con fuerza por la respuesta fiscal a la epidemia

La patronal mundial de la banca, el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés), ha alertado este miércoles de que la deuda global sufrirá una drástica escalada por la respuesta fiscal puesta en marcha por los principales países del mundo para tratar de congelar sus economías mientras duren los confinamientos, apoyar a los colectivos más golpeados e impedir, en fin, un hundimiento total de la economía. En su último monitor global de la deuda, que comprende tanto pasivos como privados, el organismo que representa a la flor y nata del sector financiero alerta este martes de que la emisión de papel se elevó en marzo hasta los 2,1 billones de dólares (1,925 billones de euros), frente a la media mensual de 900.000 millones de dólares entre 2017 y 2019. Este sustancial incremento responde, en gran medida, a las necesidades de financiación de los países para poder lanzar potentes programas de gasto para rebajar el impacto de la crisis económica ocasionada por el virus. “Con el distanciamiento social convertido en norma en la mayoría de economías maduras, se avecina una recesión mundial: una recesión que empezará con una deuda superior en 87 billones de dólares a la que había al inicio de la crisis financiera de 2008”, destacan los técnicos del IIF.

Solo en 2019, la deuda creció en 10 billones de dólares (9,17 billones de euros), hasta 255 billones de dólares (233,8 billones de euros), lo que equivale al 322% del PIB mundial. Por segmentos, la deuda de empresas no financieras se sitúa en 74,2 billones de dólares (68 billones de euros), seguida por la deuda soberana, con 70 billones de dólares (64,2 millones de euros), la del sector financiero, con 63,1 billones de dólares (57,9 billones de euros) y la de los hogares, con 48 billones de dólares (44 billones de euros).

Según los cálculos del organismo, si los niveles de nuevas emisiones se duplican con respecto a 2019 y la economía se contrae un 3% debido a la crisis del coronavirus, esto significará que la ratio de deuda sobre el PIB se elevaría en 20 puntos porcentuales, hasta situarse en el 342%. No obstante, el IIF ha asegurado que gran parte de sus estimaciones”depende de en qué medida se contenga y trate el virus cómo de bien pueda apoyar la respuesta fiscal a los segmentos más vulnerables de la economía, particularmente pequeñas y medianas empresas y hogares de bajos ingresos”.

Leave a Reply