“La telemedicina no es una novedad, es una realidad”

En la familia de Magda Ramos no solo han vivido preocupados por la Covid-19, sino que además han sufrido sus efectos colaterales. Lo que empezó como un pequeño y pasajero episodio febril en esta mujer de 42 años, la única que sale de casa para ir trabajar, y en su hijo Rafa, de 4 años, acabó impactando de rebote en su hija Candela. La intranquilidad que la pequeña de 9 años percibía en su entorno y oía en televisión brotó en un episodio de ansiedad que sus padres no sabían cómo responder. Al final, optaron por la misma resolución que encontraron para tratar unos síntomas en los que imaginaron un posible contagio: una consulta virtual con un profesional de Savia, la plataforma digital de salud de MAPFRE. “Me descargué la app por el coronavirus. Al final, mira: un médico me tranquilizó sobre mis síntomas y me dio una receta electrónica y un psicólogo nos ha aconsejado para que los niños lleven mejor la situación. Estoy contentísima”, explica Ramos, entre satisfecha y sorprendida de disponer un servicio de salud online disponible las 24 horas y del todo gratuito.

En tiempos de excepción, con millones de españoles confinados en sus hogares, pequeños achaques cotidianos pueden derivar en grandes dilemas. ¿Es suficientemente grave mi dolencia como para acudir al hospital? ¿Debo arriesgarme a salir de casa? ¿Cómo puedo seguir un tratamiento a distancia? Blanca Menéndez, que ha trasladado a su piso de Madrid la mesa de trabajo que tiene en un despacho de abogados, halló la respuesta a estas dudas en un grupo de WhatsApp con amigos. “Les expliqué que cada mes tengo que ir a centro de salud para que me pongan una inyección de vitamina B12 y que no sabía qué hacer. Me recomendaron que probara Savia y ha funcionado perfectamente. Una médica me dijo cómo podía tomar las vitaminas por vía oral y cómo debía gestionar las dosis. Ahora puedo seguir con el tratamiento”, cuenta.

Savia ha atendido a más de 120.000 personas desde febrero de 2019

De la misma forma que lo han hecho Menéndez y Ramos, cada día unos 2.000 pacientes acuden a los más de 200 profesionales de diez especialidades distintas de Savia para tratar todo tipo de casos y resolver dudas sobre la Covid-19. Desde que se lanzó al mercado en febrero de 2019, el servicio ha atendido a más de 120.000 clientes. El pasado 16 de marzo, la plataforma abrió todos sus servicios a cualquier persona que se registre en la web o se descargue la app. Una decisión que ha sido satisfactoria no solo para los clientes –el número de consultas telemáticas se ha doblado desde entonces–, sino que también es celebrada por los médicos. “En pediatría, ocho de cada diez efectivos están haciendo de médicos de adultos. Todos los casos que, en la medida de lo posible, se puedan resolver a distancia alivian la congestión en los centros hospitalarios”, argumenta el doctor Álvaro Díaz, jefe del Servicio de Pediatría en el Hospital de Nens de Barcelona, perteneciente a la red de HM Hospitales, empresa colaboradora de MAPFRE y que se ha unido al proyecto de Savia de forma altruista.

Un salto adelante en salud digital

El contexto actual, con severas restricciones de movimientos y los hospitales llenos de pacientes contagiados, ha dado un impulso a las aplicaciones móviles de salud que alcanzarán un valor de más de 211.300 millones de euros en 2026, un 33% más de su valor actual, según estimaciones de la consultora Research and Markets. “Nosotros usamos la telemedicina desde hace tiempo. Yo me puedo conectar, por ejemplo, para comentar los resultados de una analítica con un paciente que vive a más de cien kilómetros. En casos hospitalizados nos permite acortar plazos, haciendo un seguimiento a distancia y dando un alta dos o tres días antes de lo previsto”, explica Díaz. “La telemedicina no es un novedad, es una realidad. La situación provocada por la pandemia es el momento idóneo para que la telemedicina dé un paso adelante”, incide el doctor.

En Savia se puede acceder a través de chat o videollamada a médicos y otros profesionales sanitarios de diez especialidades distintas. Precisamente, esa variedad que ofrece una plataforma que reúne a pediatras, ginecólogos, nutricionistas, psicólogos y hasta entrenadores personales fue lo que hizo que Menéndez, de 31 años, se convirtiera en una usuaria fiel, una vez solventadas sus dudas. “Como vi que funcionaba bien y era tan sencillo, escribí a un entrenador y me dio una tabla de entrenamientos. Hago de todo: sentadillas, ejercicios de brazo… Me viene genial para desconectar”.

En las últimas semanas, los servicios más demandados son los de pediatría y psicología

En las últimas semanas, además de las dudas en torno a la Covid-19, los servicios más demandados son los de pediatría y psicología. “La consulta cuando mi hijo tuvo unas décimas de fiebre la hicimos con una videollamada con el médico. Verle nos tranquilizó mucho. Le iba preguntando a él, si le dolía la cabeza o tenía tos, y casi se lo tomó como un juego”, cuenta Ramos, que vive el confinamiento en su casa de Leganés (Madrid) con sus tres hijos, su marido y sus suegros.

Al teléfono mientras busca un pequeño rayo de sol a media tarde, esta mujer que trabaja en unos juzgados cree que al recobrar la normalidad va a seguir acudiendo a Savia. “Cuando regresemos a esa vida a contrarreloj, con tantísima prisa, y en la que es tan difícil cuadrar la agenda para una cita con un médico, estoy segura que lo voy a seguir usando. Es una herramienta segura, eficaz y que te facilita mucho las cosas”.

Leave a Reply