“No puede haber deporte en mayo”

A Mikel Martínez le faltan horas en el día, máxime en estos tiempos. El jefe de Urgencias del Hospital de Basurto, en Bilbao, es además vicepresidente del Athletic y uno de los médicos de la Vuelta a España. En 2015 le salvó la vida a Kris Boeckmans, el ciclista belga que cayó de cabeza contra un bordillo y se fracturó el cráneo. Su actuación inmediata le evitó la muerte al corredor, que regresó a las carreras y todavía sigue en activo.

Martínez se toma un respiro para hablar con EL PAÍS. “Las cosas están mejorando un poco. Los números de infectados por el coronavirus son altos, pero no es la avalancha de hace unos días, cuando estuvimos desbordados. Ahora los casos empiezan a bajar y creo que tenemos los recursos necesarios para atender a todos los que llegan”, dice. Y no olvida su responsabilidad en el Athletic: “Nos reunimos los domingos por videoconferencia. La situación es complicada y manejamos todas las variables, todos los escenarios que se pueden dar. Si sigue el campeonato, si se suspende o si se juega a puerta cerrada”.

Con el deporte totalmente paralizado, Mikel Martínez no sabe cuándo se podrá retomar la actividad, porque “el virus está en la calle”. “Está bajando, pero si se afloja el control, corremos el riesgo de que vuelvan a aumentar los casos. Hablar de que los eventos deportivos pueden volver en mayo es casi temerario. Yo creo que no puede ser de ninguna manera. En todo caso, si se reanuda LaLiga será a puerta cerrada. La vida tendrá que volver a la normalidad poco a poco, pero primero serán las industrias, luego creo que se permitirán las salidas con niños, a hacer deporte o a pasear, los grupos pequeños… No creo que sea superar la cuarentena y a jugar”. Eso repercute en la economía de los clubes de fútbol. Aunque el Athletic tiene un importante músculo financiero y 188 millones en caja, las pérdidas le van a alcanzar como a los demás equipos: “Estudiamos todo eso y las decisiones que se tomen tendrán que hacerse de forma solidaria, con todos los estamentos del club. Nos tendremos que adaptar”.

Pendientes del Tour

La entidad rojiblanca tiene pendiente la final de Copa en Sevilla frente a la Real Sociedad. “Y ese partido creo que sea posible antes del verano. Una final no se puede jugar sin público, y no me parece que sea factible hacerlo en junio, sino a finales de julio o en agosto. Tendrán que estudiar muchas cosas para cuadrar los calendarios”, argumenta el doctor.

Martínez también tiene presente la Vuelta a España, prevista del 14 de agosto al 6 de septiembre. El ciclismo es otra de sus pasiones y utiliza parte de sus vacaciones para trabajar como médico en la ronda española: “¿Si se correrá? No sé. Se está suspendiendo todo el calendario ciclista. Creo que el ritmo lo va a marcar el Tour [previsto del 27 de junio al 19 de julio]. Si no se corre en Francia, parece que se acaba el mundo, y si se disputa, es posible que también se corra la Vuelta”.

Por calendario, las fechas de la carrera española son las más alejadas de la pandemia, si se consigue controlar. “Pero es mirar por un catalejo. No sabemos lo que puede pasar. Septiembre es mejor que agosto, y agosto, mejor que julio para una competición deportiva, lo mismo en el ciclismo que en el fútbol. Tendremos que ver si hay deporte con público en los próximos meses”, afirma el doctor, que no es optimista respecto a la llegada de una vacuna: “Aunque el virus se ha aislado muy rápidamente, esto va a tardar. Es complicado porque exige muchas pruebas en animales y luego en humanos. Podría ser más factible el tratamiento para la enfermedad. La normalidad tardará todavía”.

Leave a Reply