Caruana impone su clase a la rapidez de Nakamura

Fabiano Caruana, actual subcampeón del mundo en la modalidad clásica, no suele brillar tanto en las rápidas. Pero hoy se ha impuesto en un trepidante desempate (3-2) al otro estadounidense, Hikaru Nakamura, con un ajedrez exquisito. En el otro duelo, Liren Ding ha ganado a Ian Niepómniachi (2,5-1,5) con más claridad de la que indica el marcador. Salvo enormes sorpresas en las dos últimas rondas de la fase previa del Carlsen Invitational, el torneo por internet organizado por Chess24, ambos estadounidenses y el chino acompañarán al campeón del mundo en semifinales.

El duelo entre los dos estadounidenses fue de gran calidad, en especial para los aficionados interesados en la variante de moda del Gambito de Dama. El primer asalto fue tan bueno que difícilmente hubiera sido mucho mejor en una partida lenta. Caruana aplicó una idea muy creativa en una posición de dama y una torre por bando: quedarse con un peón de menos, convencido de que la situación expuesta del rey de Nakamura compensaba con creces tal desventaja. Tras precisas maniobras, Caruana se llevó el punto.

Pero Nakamura remontó con un planteamiento que no encaja con su incisivo estilo habitual. Se las arregló para llegar a un final de caballos con ventaja mínima, y la convirtió en una victoria inapelable. Siguieron dos empates: el primero, muy interesante, con la misma variante del Gambito de Dama; el segundo fue la única partida de escaso valor del duelo.

Y así se llegó a la muerte súbita o sistema Armagedón (cinco minutos para las blancas, obligadas a ganar, y cuatro para las negras). Esta vez Caruana no repitió la variante con blancas, y optó por una posición con ventaja de espacio y poderoso centro, aunque las negras disponían de contrajuego en el ala de dama. Pero la clave estaba en que, a ritmo relámpago, ese tipo de posición es más difícil de jugar con negras. En efecto, Nakamura cometió una imprecisión que le costó un peón, y a partir de ahí el subcampeón del mundo fue implacable.

Niepómniachi reconfirmó que su problema no está en el talento, ni la preparación ni la resistencia física, sino en el control de sí mismo. “Hoy se ha mostrado autodestructivo”, resumió el comentarista principal de Chess24, Péter Svídler, octacampeón de Rusia. Tras jugar correctamente con blancas el primer asalto, que terminó en tablas, Niepómnachi rindió muy por debajo de su nivel en las dos partidas con negras, y perdió ambas.

Entre ellas, Ding le devolvió la gentileza cometiendo un increíble error táctico -sobre todo en él- que le costó la dama poco después de la apertura, lo que alimenta la teoría de que el chino juega peor cuanto más tarde es la partida (medianoche en Pekín) porque acostumbra a levantarse temprano. La derrota del ruso le descarta prácticamente de las semifinales, teniendo en cuenta que su próximo rival será Carlsen, antes de cerrar la primera fase contra Firouzja.

La única duda razonable ahora es si Vachier-Lagrave logrará imponerse a los dos estadounidenses, lo que aún podría dar emoción a la primera fase del torneo. Sin embargo, el ritmo de juego y lo visto hasta hoy indican que habrá partidas espectaculares o interesantes, aunque no haya emoción.

Clasificación (las victorias sin desempate dan tres puntos; con desempate, dos): 1º-3º Carlsen, Ding y Nakamura 11 puntos; 4º Caruana 10; 5º-6º Niepómniachi y Vachier-Lagrave 5; 7º Giri 4 y 8º Firouzja 3. Las partidas se juegan cada día hasta el 3 de mayo a las 16.00 en Madrid, 11.00 en Buenos Aires, 09.00 en Bogotá y Ciudad de México.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply