El PP y los nacionalistas desdeñan el plan de desescalada del Gobierno

El líder del PP, Pablo Casado, en el Congreso de los Diputados.El líder del PP, Pablo Casado, en el Congreso de los Diputados.J.J. Guillén

Tras exigirlo durante días y precipitar su presentación por parte del Gobierno, el PP criticó este martes con dureza el plan de desescalada presentado por Pedro Sánchez. “Dedica más de una hora a proclamar imprecisiones”, dijo el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, tras la comparecencia del presidente. El plan recoge algunas de las peticiones de las comunidades autónomas. Es asimétrico e impide la movilidad entre provincias, como pedían los Ejecutivos autónomos. Pero tanto la Generalitat como el Gobierno vasco atacaron las medidas: los nacionalistas las consideran un ejercicio de recentralización.

El PP convirtió en una de las banderas de su oposición al Gobierno el hecho de que no se hubiera presentado un plan de desescalada cuando otros países ya lo han hecho. Esa presión, sumada al hecho de que varios países estaban lanzando ya sus propuestas para el desconfinamiento y podía parecer que España no tenía la suya, forzó al Ejecutivo a adelantar la presentación del plan coordinado por Teresa Ribera. Con un retraso de cuatro horas sobre la hora inicialmente anunciada, el presidente Sánchez compareció este martes para anunciar las cuatro fases de desescalada, que será asimétrica, dependiendo del impacto del coronavirus en cada territorio. Pero eso no contuvo las críticas.

Tras la intervención de Sánchez detallando las actividades permitidas en cada momento y el método de coordinación con cada territorio, en la que el presidente se sinceró y admitió que todos los países van “sin GPS” en este plan de desescalada porque no se ha hecho nunca y no se conoce al virus lo suficiente, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, declaró: “Ni GPS, ni timón, ni nadie a los mandos. Un Sánchez sin rumbo recreándose en sus propios bulos dedica más de una hora a proclamar imprecisiones. No hay plan”.

Pablo Casado, el líder del PP, ha reclamado test masivos a toda la población para proceder a la desescalada y este martes criticó que, igual que al anunciar una nueva prórroga del estado de alarma, Sánchez no le hubiese llamado previamente para informar al principal partido de la oposición.

También los líderes nacionalistas catalanes y vascos se sumaron a las voces críticas contra Sánchez, pero por motivos opuestos: creen que este plan consolida una especie de recentralización. El presidente insistió en que se escuchará a las comunidades y todo se hará de forma coordinada, pero dejó claro varias veces que las decisiones más delicadas, esto es qué provincia pasa de fase y cuándo, las tomará el Ministerio de Sanidad. Ese es el punto central de la gestión de la crisis y el que provocará mayores tensiones políticas a partir de ahora, en un clima político de lo más bronco.

El PP no da tregua al Ejecutivo. La portavoz de los populares en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, insistió en que los españoles “necesitan fechas concretas”. “No se han podido evitar miles de vidas rotas, y ahora hay que evitar que haya millones de vidas arruinadas. Ojalá esto salga bien y para eso hace falta una radiografía exacta de la pandemia, que ahora no tenemos”, añadió. Álvarez de Toledo también puso en duda el apoyo del PP a una nueva prórroga del estado de alarma. “Ya veremos”, dijo.

El análisis a vuelapluma de otras fuerzas políticas coincide en críticas en distintos tonos, que van desde la ausencia de fechas concretas a la falta de claridad con los marcadores que darán paso de una fase a otra, o a las dudas sobre la dimensión provincial.

Fuera de Madrid, la mayoría de las comunidades mantuvieron un perfil bajo en sus reacciones: muchas de sus demandas se ven recogidas, aunque los Gobiernos autónomos criticaron que La Moncloa, una vez más, no les adelantó un solo detalle. Pero tanto el Gobierno catalán como el Ejecutivo vasco fueron mucho más duros. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, criticó el plan del Gobierno, que considera “un grave error” y un ejercicio de “centralización”. La Generalitat había propuesto fijar nuevas franjas horarias para la salida de ancianos y adolescentes y para poder hacer deporte de manera individual, informa Camilo S. Baquero. “Sabe mal que la voluntad sea no respetar el trabajo y las propuestas que se trabajan desde aquí”, criticó la consejera de Salud, Alba Vergés.

Los representantes del PNV en el Gobierno vasco —sus socios socialistas comparten la gestión de Sánchez— lamentaron también el “afán recentralizador” del presidente durante la crisis sanitaria. “Cuando hay una mínima oportunidad, se arrinconan las estructuras del Estado compuesto y se asumen rápidamente los instrumentos de recentralización para responder a situaciones excepcionales”, dijo Iosu Erkoreka. Esa queja ha abierto una brecha con los socialistas en el Ejecutivo vasco, informa Mikel Ormazabal.

Sánchez no fijó fechas concretas, pero sí dio plazos a las distintas fases de la desescalada, que se analizarán cada dos semanas —el tiempo de incubación del virus— para comprobar si es posible dar paso a una siguiente fase. También señaló, como solicitaron presidentes autonómicos, que la desescalada será asimétrica, teniendo en cuenta el impacto del virus en cada territorio para minimizar riesgos y mutualizar errores si hubiera que dar marcha atrás en alguna medida.

Pese a las críticas de Casado, el secretario general del PP y su portavoz en el Congreso, el plan anunciado recoge varias de las peticiones de los barones populares. El presidente de Murcia, por ejemplo, había solicitado que se extremara el control de la movilidad para evitar “contagios importados” de otras regiones y Sánchez anunció que la movilidad entre provincias no estará permitida —salvo los que ahora se desplazan ya para trabajar— hasta junio. El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, consideró “prudente” establecer “un periodo de transición hacia la nueva normalidad”, pero pidió “información más clara y concreta”. Galicia ya había enviado también al Gobierno una propuesta para la realización de actividades físicas en distintas franjas horarias y por tramos de edad.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply