El Santander reduce un 82% el beneficio hasta marzo tras provisionar 1.600 millones por la pandemia

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez y la presidenta, Ana Botín durante la presentación de los resultados correspondientes al ejercicio 2019.El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez y la presidenta, Ana Botín durante la presentación de los resultados correspondientes al ejercicio 2019.Eduardo Parra / Europa Press

El Santander ganó 331 millones de euros hasta marzo, un 82 % menos que un año antes, tras dotar 1.600 millones de euros a provisiones para paliar el impacto de la crisis de la covid-19 en próximos trimestres, según ha informado este martes la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sin considerar este cargo, el beneficio ordinario atribuido del año es de 1.977 millones y subiría el 1%, dice el banco, pese a que los principales márgenes de la cuenta de resultados presentan caídas antes de la provisión especial por la pandemia. El beneficio ordinario del primer trimestre “apenas se vio afectado por la pandemia”, dice en la nota.

Los supervisores bancarios europeos han relajado la normativa para que no sea obligatorio realizar grandes provisiones por la previsible caída de la economía. Con estos cambios de reglas pretenden evitar que los bancos deteriores excesivamente sus cuentas y tiendan a cerrar el grifo del crédito.

Sin embargo, las principales bancos de Estados Unidos realizaron grandes provisiones, como el Santander, conscientes de que no tendrán un castigo añadido en su cotización de Bolsa, después de sufrir ya grandes caídas. El grupo presidido por Ana Botín afirma en la nota que “este cargo se basa en una estimación anticipada de las pérdidas en préstamos a causa de la pandemia. Sin embargo, todavía es demasiado pronto para conocer todos los efectos económicos de la crisis o sacar conclusiones al respecto. Santander continuará revisando tanto el desarrollo de la crisis como los objetivos estratégicos a medio plazo, una vez se concrete el impacto económico”.

El Santander asegura que ha concedido “más de 1.100 millones de euros diarios de media en nuevos préstamos en abril a pymes y grandes empresas afectadas por la covid-19, al tiempo que planea destinar 100 millones a iniciativas solidarias, muchas ya implementadas, procedentes de la reducción en la retribución de la alta dirección y el consejo y de donaciones de empleados”.

Brasil, el motor, y España gana un 1% menos

En cuanto al origen geográfico de los resultados, se mantiene el esquema de otros trimestres, aportando el 41% del beneficio, Sudamérica el 38% y Norteamérica el 21%. Brasil sigue siendo el mercado que más contribuye a los beneficios ordinarios del Grupo, con un 29%, seguido de España (14%), Santander Consumer Finance (12%), Estados Unidos(11%), México (10%) y Reino Unido (8%).

En Brasil, la división que más aporta al grupo, el beneficio ordinario fue de 694 millones de euros, con un aumento del 10%, impulsado por la reducción en costes y provisiones. El enfoque estratégico en el servicio al cliente y la excelencia operativa condujo a un crecimiento de dos dígitos en los volúmenes y la rentabilidad (el RoTE se situó en el 22%).

En Europa el beneficio ordinario cae un 16% menos por el menor margen de intereses y en España desciende el 1%. Asegura que la actividad crediticia por medio del programa de los avales del Estado español a través del ICO “impulsó la actividad en pymes y grandes empresas al final del trimestre y en abril, con más de 60.000 operaciones ya aprobadas o en trámite por valor de unos 9.600 millones de euros”. Las capacidades digitales de la entidad “le permitieron seguir atendiendo a los clientes con un crecimiento récord del número de clientes digitales en el trimestre (+139.000), hasta los 4,86 millones (+3%)”.

Uno de los pulmones tradicionales del beneficio del grupo, la unidad que se dedica principalmente al préstamo para la compra de coches, Santander Consumer Finance (SCF), tuvo un beneficio ordinario un 5% inferior debido a que las menores ventas de carteras y “unos mayores costes de perímetro eclipsaron un aumento del 5% del margen de intereses. El negocio de consumo se ha visto afectado por la pandemia, particularmente en Italia y España, con una caída del 5% en la concesión de nuevos préstamos en el trimestre. SCF mantuvo su elevada rentabilidad, con un RoTE ordinario del 13,86%”.

En el Reino Unido, que también era un de los fuertes motores de resultados de la entidad, el beneficio ordinario fue de 188 millones de euros, un 27% menos, por “las continuas presiones competitivas y la reducción de los ingresos por comisiones por los cambios normativos durante el primer trimestre”.

El beneficio ordinario de Norteamérica, que incluye México y los Estados Unidos, aumentó un 34%, hasta 522 millones de euros, impulsado por un fuerte crecimiento del volumen tanto en préstamos como en recursos.

El banco, que destaca que su solvencia en términos de capital de máxima calidad CET1 continuó en el rango objetivo, en el 11,58%, si bien todavía está por debajo de las ratios de sus principales competidores internacionales.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply