Las Bolsas se debaten entre el optimismo por la desescalada y la dura realidad del petróleo

El principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35.El principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35.Sergio Barrenechea / EFE

Los planes de desescalada anunciados por la mayoría de países europeos y Estados Unidos llenaron de optimismo las Bolsas internacionales en la primera jornada de la semana. Este martes España presenta el suyo, y el Ibex cae. Muy ligeramente, pero cae. La esperanza sobre una pronta vuelta a la normalidad choca con la cruda realidad del petróleo, que es del todo menos normal: la escasísima demanda desborda la capacidad de almacenamiento del crudo y sus precios, que se desploman una jornada más, siguen por los suelos. En esa tensión entre deseos y realidad, las Bolsas avanzan prácticamente planas a la espera de que los bancos centrales vuelvan a darles un empujón con sus estímulos.

Después de subir un 1,8% en la primera sesión de la semana, el principal indicador de la Bolsa de Madrid abre con una ligera bajada que no llega al 0,5% y le sirve para mantener los 6.700 puntos recuperados este lunes. El selectivo español está muy pendiente de los resultados de las principales empresas, que se han empezado a conocer este martes con Santander: el banco ganó 331 millones en el primer trimestre y provisionó 1.600 para hacer frente a la crisis del coronavirus, en línea con las expectativas. Pese a que su beneficio se redujo un 82%, su cotización apenas se resiente. El miércoles será el turno de Bankia, Iberdrola y Naturgy; el jueves, de BBVA, Sabadell y Caixabank, entre otros.

Los principales parqués europeos también viven una cascada de resultados esta semana, aunque la principal cita comenzará el jueves, con la reunión del Banco Central Europeo (BCE). A la espera de ese encuentro, en el que se espera que el BCE anuncie la compra de deuda con calificación de bono basura, los principales selectivos avanzan planos, lo que les permite mantener las ganancias del día anterior. Solo Milán parece consolidar una modesta subida del 0,5%.

La tendencia no es clara y las dudas continúan. La esperanza ante los buenos datos sobre la evolución de la pandemia y los planes de desconfinamiento —este martes Francia también presentará el suyo— se ven enfriadas por un mercado del petróleo que sigue instalado en la inestabilidad. Los futuros de junio del West Texas estadounidense vuelven a desplomarse a doble dígito y se pagan por debajo de los 11 dólares, después de que el principal fondo anunciase que se va a deshacer de todos los contratos ante la posibilidad de que el desplome continúe. El Brent, de referencia en Europa, pierde la barrera de los 19 dólares.

En el mercado de deuda, sin embargo, la prima de riesgo —el diferencial del bono español a diez años y el bono alemán— baja hasta el entorno de los 130 puntos básicos. Y la italiana también se relaja: no llega a los 220. El valor del euro se mantiene estable, y la moneda única se paga a alrededor de 1,08 dólares.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply