La comisión de reconstrucción nace en el Congreso en un inesperado clima de consenso

Los dirigentes del Grupo Socialista, Rafael Simancas y Adriana Lastra, conversan en la comisión con los portavoces del PP, Ana Pastor, Isabel Borrego y Guillermo Mariscal.Los dirigentes del Grupo Socialista, Rafael Simancas y Adriana Lastra, conversan en la comisión con los portavoces del PP, Ana Pastor, Isabel Borrego y Guillermo Mariscal.MARISCAL / EFE

La primera sesión de la comisión de reconstrucción social y económica del país, tras la crisis de la covid-19, se ha desarrollado en el Congreso en un inesperado clima de consenso. Salvo Vox, que arremetió contra una intervención anterior en el pleno del vicepresidente Pablo Iglesias y por ello se desligó de esos trabajos, los demás grupos no profirieron ni insultos ni ataques, ni políticos ni personales. Ayudó mucho la intervención de la portavoz popular, la médico y expresidenta de la Cámara, Ana Pastor, que no lanzó siquiera una sola crítica ni al Gobierno ni a ninguno de sus componentes. Los partidos pactaron mayoritariamente el calendario y sistema de funcionamiento que deberá llevar a unas conclusiones y propuestas en menos de dos meses.

La mayoría de los 10 grupos parlamentarios del Congreso habían presentado sus propios planes o enmiendas alternativas, fundamentalmente, al registrado por el PSOE. En la sesión, sin embargo, muchos optaron ya por no intervenir siquiera para ganar agilidad y para suscribirse a ese método de trabajo. Al final se votaron tres opciones, aunque dos, las del PSOE y PP con un diseño completo, y la de ERC, con matices que se incorporarán a la que salió adelante, la socialista, con 168 votos a favor, cero en contra y 162 abstenciones. Vox retiró su oferta y su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, justificó esa actitud en que el vicepresidente Iglesias, al que llamó “individuo”, había realizado en el pleno matinal de control al Ejecutivo “una intervención impresentable y frentista de extrema izquierda” contra su formación.

La primera cita de la comisión de reconstrucción, sin embargo, no tuvo para nada ese tono y resultó un bálsamo en el clima agrio que se vive en el Congreso entre los principales partidos. La expresidenta Ana Pastor utilizó su intervención para apelar a la búsqueda de un “análisis certero” de la situación creada por la pandemia en todos los ámbitos y mostró su disposición a llegar a acuerdos, “trabajar con y para los españoles en un espíritu de concordia y colaboración” y “tendernos la mano unos a otros”. Sonó inusual. El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, había alertado unos minutos antes en ese sentido: “Nos pido no convertir esta comisión en el pim pam pum porque pillaríamos todos y sería una pena y una vergüenza”. No sucedió en el primer día.

El PP, eso sí, defendió su criterio de que la comisión de reconstrucción debería operar con la máxima transparencia, con menos atomización de equipos en los cuatro grupos de trabajo ajenos al plenario de la misma y facilitando los turnos de palabra solo a los diputados y no a los expertos o asesores que se permitirán a cada grupo. El PSOE aceptó esa corrección, pero no recabó el voto del PP, que se quedó en la abstención. La portavoz socialista, Adriana Lastra, agradeció la disposición de todos “porque nos mira el país” y apeló a un compromiso colectivo y sosegado de funcionamiento ajeno a los colores políticos. Los partidos presentarán en las próximas horas sus peticiones de documentación y comparecientes.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply