Abengoa, abocada a ampliar el plazo de negociación de su nuevo plan de salvación

Planta solar de Abengoa en la provincia de Sevilla.Planta solar de Abengoa en la provincia de Sevilla.alejandro ruesga

Abengoa se ve abocada a pedir a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) una ampliación del plazo para presentar las cuentas del ejercicio pasado, que termina este martes. Esta situación es consecuencia de que, salvo milagro de última hora, no ha logrado cerrar ningún acuerdo para el plan de reestructuración presentado el 19 de mayo y que negocia con la banca acreedora y el Gobierno para evitar el concurso de acreedores.

La propuesta consiste en una nueva financiación a cinco años por 250 millones de instituciones financieras, respaldadas por la garantía del ICO, así como una línea de avales por 300 millones adicionales de los bancos, cubiertos por la garantía Cesce. En total, 550 millones. Además, plantea a los bancos acreedores (Santander, Bankia, CaixaBank, Crédit Agricole, BBVA y Bankinter) la modificación de determinadas condiciones de la deuda, lo que implica quitas y capitalizaciones de la misma.

Esta se ha convertido en la clave que tiene empantanadas las negociaciones, según fuentes del entorno del grupo. En ese sentido, el Santander ha puesto muchos impedimentos. El banco cántabro y casi todas las entidades son ya accionistas de la empresa. El Santander es el principal con un 2,84%, seguido de la firma estadounidense Charles Schwab (1,6%), CaixaBank (0,34%), Bankia (0,3%) y el Estado y BBVA con una participación cada uno del 0,29%.

Adicionalmente propone a los proveedores, a los que adeuda 1.200 millones de euros, el cobro de los laudos internacionales pendientes, entre otros, con el propio Estado español, al que reclama 1.182 millones por la retribución de las primas de las renovables.

La negociación se produce bajo el peso de una deuda financiera de cerca de 6.000 millones de euros y un patrimonio negativo por valor de 388 millones por el que, formalmente, ya se encuentra en causa de disolución.

Las fuentes consultadas sostienen que los obstáculos son difíciles de superar pese a las presiones que están recibiendo desde diversos frentes políticos y empresariales. Uno de ellos ha sido el anuncio por parte del presidente del grupo, Gonzalo Urquijo, de que no podría hacer frente al pago de la totalidad de la nómina de este mes. Abengoa cuenta con una plantilla de 14.000 personas, de los que unos 2.500 están en España

Según el grupo de ingeniería, que el año pasado perdió 517 millones de euros, la nueva situación se sustenta en el impacto de los efectos económicos causados por la crisis sanitaria, unido a la evolución de la compañía en 2019 y el retraso de la venta de ciertos activos y otras monetizaciones previstas, que han obligado a cambiar sus expectativas. Este plan se proyecta a nueve años (2020-2028), en los que la empresa prevé que las contrataciones, ventas, Ebitda y flujo de caja bajen un 25% respecto al anterior.

Esta es la tercera situación crítica a la que se enfrenta la compañía, que superó dos reestructuraciones tras el estallido de la crisis en 2015. Abengoa pudo reforzar su estructura de capital y centrarse en la ingeniería para terceros. Desde 2017, la compañía ha cerrado nuevos contratos por más de 4.000 millones y ha ejecutado 3.600 millones, con una cartera a cierre de 2019 de 1.514 millones.

Leave a Reply