El Gobierno retrasa la aprobación del Plan Renove para cambiar de coche

El Consejo de Ministros no abordará finalmente este martes la aprobación del Plan Renove, para incentivar la sustitución de coches viejos por nuevos, pese a que así lo había anunciado el secretario general de Industria y de la Pyme, Raúl Blanco, en la primera reunión de la Mesa de Automoción. Fuentes del sector han mostrado su decepción por el hecho de que estas ayudas hayan quedado fuera de la agenda del Ejecutivo, algo que esperan que se subsane en las próximas reuniones del Consejo de Ministros.

Según esas fuentes, citadas por agencia Europa Press, el propio Blanco anunció que el Ejecutivo aprobaría este martes las ayudas durante la reunión telemática que mantuvo este mismo lunes con el sector y en la que estaban presentes la ministra de Industria, Reyes Maroto, el comisario europeo de Interior, Thierry Breton, representantes de las patronales Anfac, Faconauto, Sernauto, Ganvam, Aedive y Anesdor, y de las centrales sindicales CC OO, UGT y USO, entre otros.

Dotado con 250 millones de euros, el Plan Renove es una de las medidas clave del plan de impulso al conjunto del sector de la automoción que anunció recientemente el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El Gobierno ya dio un primer paso con el Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves II), que fue aprobado el 16 de junio y pone sobre la mesa 100 millones para dar ayudas de hasta 5.500 euros por la compra de vehículos eléctricos. Pero ahora se esperaba un nuevo empujón al sector con el Plan Renove, que es más amplio, ya que facilita la sustitución de vehículos antiguos más contaminantes por otros más sostenibles. Las subvenciones buscan ser un revulsivo al colapso de las ventas que ha provocado la crisis del coronavirus y mantener así movimiento en el mercado.

Las ayudas, siempre a cambio de achatarrar el automóvil antiguo, priorizan los modelos más eficientes. Así, la compra por parte de un particular o un autónomo de en turismo con etiqueta Cero se subvencionará con 4.000 euros. Por los modelos Eco esa ayuda desciende a entre 600 y 1.000 euros y en el caso de los vehículos con etiqueta C se queda entre 400 y 800 euros. En el caso de que el comprador sea una pyme (el plan contempla además de turismos, vehículos comerciales ligeros y hasta autobuses y camiones), las ayudas van de 350 a 3.200 euros en función de la etiqueta ambiental del vehículo. Para las grandes empresas, las subvenciones parten de 300 euros y pueden llegar hasta 2.800 euros. Para tener derecho a la ayuda, el turismo adquirido no puede costar más de 35.000 euros. Complementariamente, el Gobierno estimaba gastar unos 100 millones de euros más entre este año y el próximo para renovar el parque de automóviles de la Administración y adquirir vehículos con etiqueta Cero siempre que sea posible.

El paquete total de ayudas anunciado por Sánchez recoge 21 medidas con un presupuesto de 3.750 millones. La mayoría, 2.690 millones, van destinados a potenciar la industria hasta 2022 y a asegurarse la asignación de nuevos vehículos en las factorías españoles. El sector ha asumido el compromiso de fabricar en 2030 entre 700.000 y 800.000 vehículos electrificados al año en España, lo que supondría un 12% del total de mercado europeo.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Leave a Reply