EDP compra los activos de generación y distribución de Viesgo y crea una sociedad conjunta

Oficinas del grupo Energías de Portugal (EDP).
Oficinas del grupo Energías de Portugal (EDP).

El grupo eléctrico portugués EDP ha alcanzado un acuerdo con el fondo de inversión australiano Macquarie para una triple operación valorada en 2.700 millones de euros. El acuerdo, sujeto a las aprobaciones regulatorias correspondientes, incluye la compra del 100% de los activos renovables y de los de producción de la española Viesgo y la creación de una sociedad conjunta en la que EDP tendrá el 75,1% y Macquarie el resto.

Entre los activos se encuentran distribuidoras eléctricas con más de 695.000 puntos de suministro, 0,5 gigavatios (GW) de generación renovable y dos centrales de generación térmica, en proceso de desmantelamiento con el cierre previsto antes de 2021 y con casi 1 GW de potenciales derechos de acceso a la red.

En la nueva sociedad, EDP integrará los activos renovables en su filial EDPR, gestionará los derechos de conexión tras el cierre de las centrales térmicas y constituirá, junto a Macquarie, una alianza para los negocios de distribución eléctrica de Viesgo, Begasa y E-Redes.

Esta operación se enmarca en el plan estratégico del grupo portugués 2019-2022, presentado en marzo del año pasado, en el que prevé un crecimiento en energías renovables y en redes eléctricas, así como reducir su exposición al riesgo de mercado y aumentar el peso de las actividades reguladas a largo plazo.

En España, EDP emplea de forma directa a más de 1.550 personas, cuenta con más de 4.600 MW de potencia instalada, 668.500 puntos de suministro en distribución eléctrica y una cartera de comercialización a clientes empresariales de energía eléctrica, gas natural y servicios de más de 14 teravatios-hora (TWh).

Por su parte, Viesgo, que ya vendió activos de producción a Repsol por 761 millones hace dos años, posee y opera 31.411 kilómetros de redes de distribución de electricidad reguladas en el norte de España, una capacidad de generación de energía renovable de aproximadamente 500 MW en España y Portugal y una capacidad de generación de energía por combustión de carbón de 913 MW —que se desmantelará próximamente— en España. Tras esta operación, se centrará exclusivamente en la explotación y el desarrollo de las redes de Viesgo Distribución y Begasa y la nueva red E-Redes, que representan una longitud de red total de 52.177 kilómetros.

Los fondos gestionados por Macquarie llevan invirtiendo en Viesgo desde 2015. Durante este periodo, Viesgo ha reorientado progresivamente sus actividades hacia su red regulada de distribución de electricidad. La compañía australiana gestiona 124.000 millones de euros en activos esenciales para el desarrollo sostenible, entre los que se incluyen 151 empresas en cartera, alrededor de 500 inmuebles y 4,8 millones de hectáreas de terreno agrícola.

Leave a Reply