El Sabadell recupera su sitio

Cataluña es la Comunidad Autónoma con más futbolistas federados: 177.423, según datos de 2019. Le siguen Andalucía (159.987) y Madrid (129.486). Sin embargo, esta temporada solo contaba con tres equipos entre Primera y Segunda A; la mitad, o menos, que Madrid (siete) y Andalucía (seis). La próxima campaña, sin embargo, sumará uno más, un histórico: el Sabadell, que eliminó al Barça B en la final del playoff de ascenso. “Fue uno de los aspectos que tuvimos en cuenta a la hora de realizar la inversión. Había espacio para más equipos catalanes en el fútbol profesional. El Sabadell no estaba en el lugar que le correspondía”, explica el presidente, Esteve Calzada, que llegó al club arlequinado en 2018.

El Sabadell se fundó en 1903 y solo los dos grandes de Cataluña, el Barcelona (89) y el Espanyol (85), han pasado más temporadas en Primera que la entidad del Vallés: 14. Lejos le siguen el Nàstic (cuatro), Europa (uno de los fundadores de LaLiga, tres), Girona (dos) y Lleida (dos). “Estadísticamente, es el tercer grande de Cataluña y está en una de las ciudades más importantes de la Comunidad. La quinta con más población (210.000 habitantes). Hay equipos en Primera, como el Eibar (28.000) y el Villarreal (50.000), que están en ciudades más pequeñas”, añade Calzada, que ejerció como director de marketing del Barça (2002 a 2007) y es asesor del Manchester City. “La historia de los clubes es lo que es, pero lo que te marca es la actualidad. Nos ganamos el derecho de volver al futbol profesional. Y eso nos cambia todo. Más repercusión, más ingresos, más profesionalidad”, dice el técnico, Antonio Hidaldo.

El Sabadell regresa a Segunda después de cinco temporadas. Es la categoría en la que más tiempo ha permanecido (44). Además, de los 14 cursos que ha estado en la élite, ha transitado 22 campañas en Segunda B y ocho en Tercera. Aunque fue finalista de la Copa (1935), su año de oro fue 1969, cuando finalizó cuarto y se ganó una plaza en la Copa de las Ferias. Un impulsó que le llevó a crear un fortín en la Creu Alta: la campaña siguiente despachó a los dos gigantes de España en su casa: 3-0 al Madrid y 3-2 al Barcelona.

La última campaña del Sabadell en Primera fue en 1988. Entonces comenzó un vía crucis para la institución arlequinada que terminó en un concurso de acreedores en 2018. La deuda rozaba los siete millones y el presupuesto era de 1,2 cuando llegó el grupo que lidera Calzada. Hoy, sus obligaciones rondan los 1,3 y factura el doble. “Fue una decisión racional y empresarial. Nos hicimos cargo de un club que podía generar un valor. El verano pasado presentamos un plan a tres años para subir al equipo. Lo conseguimos al primero”, sostiene el presidente. Finalizó tercero en el Grupo 3 de la Segunda B, a un punto del líder el Castellón. “Nuestra realidad es que la temporada pasada nos salvamos en la última jornada de bajar a Tercera. Y el proyecto era ganador. Nos encontramos con el premio gordo. Para gestionar un grupo necesitas gente comprometida, y este equipo la tiene”, concluye Hidalgo.

Leave a Reply