Fisioterapia post coronavirus a domicilio

UrbanFisio ha llegado a acuerdos con algunas aseguradoras.
UrbanFisio ha llegado a acuerdos con algunas aseguradoras.

Miguel de Santiago, economista, e Irma Gutiérrez, fisioterapeuta, unieron sus destinos en 2016. Decidieron montar su empresa al constatar la falta de fisioterapia a domicilio que había en España, en contraste con otros mercados, como el británico y el estadounidense, que fueron en los que se inspiraron, según el emprendedor, para lanzar UrbanFisio ese año y con los 100.000 euros que reunieron entre sus ahorros y la ayuda de familiares y amigos. La compañía nació como la primera plataforma especializada en poner en contacto a fisios profesionales y sus clientes.

Pero un año después se dieron cuenta de que la fisioterapia es un negocio relacional y no transaccional, la clave es la sintonía entre profesional y cliente, y decidieron cambiar su estrategia. Se lanzaron a la piscina, con la ayuda de Lanzadera, la incubadora de empresas de Juan Roig, que les aportó a través de un crédito participativo el capital de 120.000 euros que necesitaban para convertirse a un modelo de prestación de servicios, contratando directamente a los fisioterapeutas que suelen formar parte de un colectivo precarizado y en el que existe dumping de precios, denuncia De Santiago. Con ello, pusieron sus tarifas al nivel que marca el colegio profesional, desde 37 euros por hora. “Hoy somos un centro sanitario que se traslada al domicilio del cliente con 40 fisioterapeutas en plantilla, a los que damos estabilidad para que puedan centrarse en los tratamientos”, sostiene. “En ese paso fue fundamental el apoyo financiero de Lanzadera para poder soportar los costes fijos y darnos la capacidad de crecimiento”.

Ascenso

Desde entonces su ascenso ha sido exponencial, presume el emprendedor. Han gestionado 56.000 reservas y atendido a 15.000 pacientes en las ciudades de Madrid, Barcelona, Valencia, Gijón y Oviedo, donde están presentes hasta el momento, y el año pasado su facturación subió un 40% para alcanzar el millón de euros. El no tener los costes asociados al ladrillo de las clínicas de fisioterapia físicas, sus competidoras, les permite ser más asequibles que ellas, uno de los propósitos fundacionales de la empresa, según el responsable de Urbanfisio, que ha recibido 100.000 euros más de los business angels del IESE.

Pero la pandemia del coronavirus ha frenado sus planes de expansión. Han acometido un ERTE de dos meses de duración, han pedido un crédito avalado por el ICO y, en lugar de duplicar su volumen de ventas en 2020 como tenían previsto, lo harán a medidados de 2021, cuando esperan estar operativos también en Málaga, Sevilla, Bilbao, A Coruña, Alicante y Palma de Mallorca. En septiembre abrirán en las dos ciudades andaluzas. “Nuestra estructura se va a pagar con el tamaño”, explica Miguel de Santiago. Los beneficios todavía no han llegado a UrbanFisio, pero están muy cerca del punto de equilibrio, añade, en un ejercicio que espera mantener el ritmo de ventas del anterior.

Mientras permanecían parados por el confinamiento, planearon un programa terapéutico para contagiados por covid-19 con secuelas motoras, respiratorias y neurológicas que está operativo. Además de otro, Reactívate, dirigido a las personas a las que el trabajo en remoto ha provocado lesiones. “El teletrabajo ha hecho estragos en las espaldas de la gente”, asegura De Santiago, que aprecia un aumento de la demanda desde que reabrieron en mayo. Con un 80% de clientes habituales, solo hay que reservar en su web para recibir en casa en una hora a un fisio que ejercerá medicina personalizada, el futuro hacia el que va el sector, según el emprendedor.

UrbanFisio ha firmado acuerdos con aseguradoras como Sanitas, Axa o Línea Directa para ofrecer fisioterapia personalizada a domicilio a sus asegurados o atención en caso de accidentes de tráfico. De cara a septiembre, negocia una nueva ronda de financiación con un family office, otro crédito participativo que se ha retrasado por la pandemia. Cuando se cierre la operación De Santiago y Gutiérrez contarán con el 70% del capital de su empresa.

Leave a Reply