Maroto sobre la cuarentena británica: “Nuestra voluntad es solucionarlo cuanto antes”

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.Sergio G. Canizares / EFE

El Gobierno español quiere conseguir cuanto antes que el Ejecutivo británico permita un corredor seguro entre el Reino Unido y las islas Baleares y Canarias para que los turistas británicos procedentes de estos destinos no tengan que pasar una cuarentena obligatoria en su retorno a casa. “Esperamos que sea hoy mejor que mañana, pero no depende solo del Gobierno español. Depende del británico. Esperamos que sea cuanto antes”, ha declarado la ministra de Turismo, Reyes Maroto, en Ibiza, adonde ha acudido este lunes, en una comparecencia conjunta con la presidenta balear, Francina Armengol.

Según ha explicado Maroto, el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, se va a reunir durante esta mañana con el embajador británico en España. También ha dicho que Baleares había enviado sus datos de evolución de la pandemia a la embajada.

La decisión que tomó el Ejecutivo británico de imponer una cuarentena forzosa de 14 días a los turistas que regresen de toda España ante el avance de los contagios de coronavirus por los rebrotes ha sido un golpe muy duro para el sector turístico. Reino Unido es el principal mercado emisor de viajeros y esta restricción puede llevar consigo una caída importante de llegadas y la cancelación de visitas. De ahí que en el Gobierno se haya movilizado para tratar de que no afecte a los dos archipiélagos, cuya economía es muy dependiente del turismo, tratando de establecer un corredor seguro.

Para defender esta posición, Armengol ha expuesto los datos epidemiológicos de Baleares y Canarias y los ha contrapuesto a la situación en toda España y en Reino Unido: “Tenemos unos datos epidemiológicos que nos avalan. El dato más importante es el de caso acumulados en 14 días. En Baleares hay ocho casos por cada 100.000 habitantes; en Canarias, cinco. En España hay 37 y en el Reino Unido, 14″. La presidenta del Govern también ha defendido la excepción de las dos comunidades con el argumento de que son islas y es más fácil controlar los accesos ante las peticiones de otras comunidades turísticas (Andalucía y Comunidad Valenciana) de contar también con un corredor seguro.

Andalucía ha pedido al Gobierno central que incluya a Andalucía en las negociaciones con Reino Unido para excluir de la cuarentena a los británicos que estén en Canarias y Baleares. “Lo contrario sería un trato discriminatorio”, ha señalado el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín. El dirigente de Ciudadanos ha recordado que la presión hospitalaria por Covid en la región es muy baja con 46 personas ingresadas, y solo cuatro en la UCI. “La realidad es que en estos momentos no tenemos una sanidad publica que tenga una presión por motivos del covid”, ha añadido Marín, para quien en Andalucía no habría “ningún motivo para este tipo de alarmas”, al contrario que en otros territorios como Cataluña.

El presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Francisco Salado, ha escrito una carta a la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, para trasladarle “la enorme preocupación existente en el sector turístico y el malestar que su anuncio ha provocado en la Costa del Sol”. Salado solicita que el aeropuerto de Málaga “sea incluido en todas las negociaciones con el Gobierno británico para el establecimiento de corredores aéreos seguros, excluidos de la cuarentena forzosa”. “Consideramos que negociar esas condiciones exclusivamente para las islas Baleares y Canarias constituye un agravio y una discriminación inexplicables para el sector turístico andaluz y malagueño”, concluye la misiva. Cada año, Málaga recibe a unos tres millones de turistas procedentes de Reino Unido, que generan 7 millones de pernoctaciones. Además, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) en la provincia hay 47.496 residentes británicos, informa Nacho Sánchez.

Leave a Reply