Rebelión educativa frente a la vuelta al cole

Un conato de rebelión se está gestando en las aulas en pleno verano. Los directores y familias ya han advertido a las consejerías de Andalucía y Madrid, de momento, que no pueden volver a reanudarse las clases como si no pasara nada. Como si este país no hubiera vivido una pandemia que le ha costado la vida a más de 44.000 personas en los últimos siete meses. Y el viernes se sumó a las críticas y advertencias la principal asociación de inspectores. Es muy poco habitual que el cuerpo de inspectores desdiga a las consejerías, a pesar de que la Alta Inspección del Estado es independiente y entre sus funciones está velar porque se cumplan las reglas y se garantice la equidad del sistema educativo. “Es sorprendente que se expresen con tanta claridad y contundencia cuestionando a las administraciones y contradigan lo que están haciendo las administraciones por eso deberían escucharles”, explica el investigador Fernando Trujillo.

Mientras tanto, la OCDE volvía con un nuevo rapapolvo a España en su nuevo informe PISA, que se justifica con la desmotivación. Así acaba este mes de julio atípico, en el que los centros educativos echan la persiana del cerrado por vacaciones en plena revuelta educativa, sin que se tenga aún muy claro en qué condiciones se incorporarán los escolares a las aulas en septiembre.

Y aunque esta newsletter se despide hasta septiembre, la sección de Educación seguirá informando de cómo se concreta el retorno a las clases, mientras planea la sombra de una segunda oleada. Y, si en julio EL PAÍS ofreció una serie para ayudar a las familias a recuperar la infancia perdida durante la covid, en agosto ofrecerá una nueva serie que arranca mañana con propuestas para veraneantes en la playa, en el bosque, la ciudad, el pueblo o incluso para viajeros en el tiempo. 

Muchas gracias por recibirnos en tu casa y compartir esta newsletter. Si tienes alguna historia educativa que crees que nos puede ayudar a seguir aprendiendo, por favor, compártela con nosotros en educacion@elpais.es

1. Rebelión en las aulas a punto del cierre por vacaciones

En Madrid fue primero la asociación de directores a través de un comunicado. La asociación de directores la que se plantó: “No queremos ser cómplices”. Los directores exigen más recursos y más personal para evitar que los centros, masificados y sin medios, se conviertan en un foco de contagio el curso que viene. La plataforma regional por la escuela pública se sumó ayer a esta reclamación y ha convocado una manifestación virtual para la última semana de agosto. Sindicatos, familias y asociaciones de vecinos consideran inaceptables las instrucciones para la vuelta al curso en septiembre y reclaman que bajen las ratios, que aumenten las plantillas, recursos materiales y reforma de las infraestructuras. También suenan los tambores de larebelión en Sevilla donde varios centros se han plantado y más de 60 enviaron una misiva a la consejería advirtiéndole del malestar entre los directores y los padres ante la imposibilidad de elaborar y ejecutar los protocolos ante la covid por falta de formación y medios. Las escuelas advierten de la imposibilidad de cumplirlos por falta de profesores y de medios.

Y coincidiendo con las reivindicaciones de estos colectivos, que piden bajar las ratios, innovación educativa y un adecuado plan de digitalización, ha alzado también su voz Adide, la mayor asociación de inspectores. No es habitual que se pronuncien con tanta claridad y tanta contundencia cotraviniendo las instrucciones de las consejerías. Y los inspectores en su comunicado elogian la actitud de los docentes, los alumnos y las familias. Pero también afirman, entre otros aspectos, que la reducción de ratio “será uno de los factores ineludibles, habiendo de adaptarlas a los diferentes espacios, de manera que se pueda mantener la distancia de seguridad cuando así se exija”.

2. Iniciativas a las que mirar

Coincidiendo con las propuestas de los inspectores la semana pasada se celebró el encuentro Respuestas educativas para una pandemia en el que cuatro expertos en educación a distancia e innovación apuntaron las carencias y medidas para impulsar un cambio en la enseñanza en el congreso Virtual Educa Connect. Lo prioritario para estos especialistas internacionales: ocuparse de los profesores, formar a los docentes en dinámicas de educación digital con entornos colaborativos, apostar por dinámicas innovadoras como los diarios de aprendizaje, podcast o rúbricas o reforzar la cooperación y comunicación entre las administraciones y las familias.

Algunas consejerías de Educación sí están tomando nota y han reforzado sus plantillas, como la Generalitat valenciana que contrata a 4.374 profesores más y compra 30.000 tabletas, Castilla-La Mancha que contratará a 3.000  profesores y mantendrá grupos burbuja de 25 alumnos como máximo, o Cataluña que reforzará  los centros con más alumnos vulnerables con 48 millones de euros para costear libros y extraescolares encabezan un paquete de medidas pensadas para reducir las desigualdades. Y aunque ERC trató de que PSOE y Podemos siguieran sus pasos para que la escuela concertada que sí cumple su función social también recibiera ayuda del gobierno central, llegaron tarde. La rectificación de PSOE y Podemos sobre el veto la escuela concertada no reunió apoyos suficientes en el Congreso.

Y en redes sociales esta semana veíamos un análisis curioso: gestión de la vuelta a las aulas realizada por Ceuta. En la ciudad autónoma es el ministerio quien se encarga de la gestión educativa , pero la adaptación a su realidad local de las propuestas gubernamentales mereció este hilo:

Y si la semana pasada el Gobierno central anunciaba su apuesta por la FP, esta semana contábamos su plan para ofrecer un título a 3,3 millones de personas que logren acreditar su capacitación para su oficio gracias a su especialización en el desempeño laboral.  Una alternativa a la que se destinarán 1.500 millones de euros para cuatro años. La iniciativa también contempla ampliar la oferta de Formación Profesional con 200.000 nuevas plazas en cuatro años y la crear nuevas titulaciones vinculadas al mundo digital.

3. Rapapolvo de la OCDE

Nuevo palo del informe PISA a España. Los resultados en comprensión lectora retroceden en todas las comunidades, pero el informe advierte que sus datos pueden estar sesgados a la baja. Los motivos de estos resultados precarios: la falta de interés y el cansancio en mitad de los exámenes finales.

Y más allá de los resultados de las pruebas, sigue evidenciándose que la conectividad y digitalización, más aún en el entorno rural, aún deja mucho que desear en concreto en algunos pueblos de Castilla y León donde varios alumnos relatan las dificultades que la educación rural puede volver a sufrir a partir de septiembre si no se pone remedio.

4. Nueva serie para familias veraneantes

Y este verano la sección de Educación está acompañando a las familias y educadores a recuperar la infancia en el verano post covid de la mano de pedagogos, niños y maestros. En el mes de julio los expertos nos explicaban cómo respetar los procesos de la infancia, cómo recuperar los límites tras el confinamiento, nos daban pautas para desconectarse de las pantallas, mantener la lectura y el impulso atístico o instrucciones precisas para fabricar una máquina del tiempo portátil. Y en el mes de agosto llegarán las propuestas para hacer más interesantes las vacaciones para familias allá dónde se encuentren: en el bosque, la playa, el pueblo, la ciudad o incluso propuestas para aquellos que queran convertirse en viajeros espacio-temporales. Serán todos los miércoles de agosto.

No faltéis a la cita.

Nos leemos en septiembre.

Ayúdanos a difundir esta newsletter.

Gracias por seguir EL PAÍS EDUCACIÓN en Twitter o Facebook y compartir esta newsletter.

Si quieres recibirla, apúntate aquí.

Si crees que podemos aprender algo con tu historia, o quieres contactarnos escríbenos a educacion@elpais.es

Leave a Reply