Ryanair perdió 185 millones en su primer trimestre fiscal

Mostradores de Ryanair en el aeropuerto de Barcelona-El Prat.
Mostradores de Ryanair en el aeropuerto de Barcelona-El Prat.ALBERT GEA / Reuters

Ryanair, la aerolínea de bajo coste más grande de Europa, registró pérdidas menores de lo previsto en su primer trimestre fiscal, que va de marzo a junio, con un descenso de pasajeros de un 99%. Los tres meses han sido los “más desafiantes en los 35 años de historia de Ryanair”, ha señalado la empresa en un comunicado. La compañía irlandesa no prevé por ahora anular vuelos entre el Reino Unido y España pese a la cuarentena.

Ryanair perdió 185 millones de euros durante su primer trimestre fiscal (abril-junio), periodo en el que experimentó una caída del 99% del tráfico aéreo por las restricciones provocadas por la covid-19. Se trata de la primera vez que entra en pérdidas en este trimestre, en el que el año anterior registró unos beneficios de 243 millones de euros.

La aerolínea líder en Europa por número de pasajeros ha explicado en un comunicado que la cifra de pérdidas es menor que la prevista hace unas semanas, cuando la situó en 232 millones de euros, pero ha advertido de que es “imposible” predecir ahora si logrará beneficios al final del año fiscal (31 de marzo de 2021) debido a las incertidumbres que presenta la pandemia.

Los ingresos en su primer trimestre se desplomaron un 95% hasta los 125 millones de euros, mientras que los pasajeros transportados apenas alcanzaron el medio millón, frente a los 41,9 millones del mismo periodo del año anterior.

Cierre de bases

El presidente ejecutivo del grupo, Michael O’Leary, ha indicado que el mayor temor en este momento es que se produzca una segunda ola de casos de covid-19 en toda Europa a finales del otoño. O’Leary ha confirmado el cierre de cuatro bases en Alemania cuando termine el verano (Berlín, Düsseldorf, Fráncfort y Stuttgart) tras no haber llegado a un acuerdo con los pilotos para una reducción de salarios.

El ejecutivo irlandés también ha dejado la puerta abierta a nuevos cierres en Italia y en España, donde ya se clausuraron en enero las bases canarias de Tenerife Sur, Lanzarote y Gran Canaria, y ha anunciado despidos para 351 pilotos y tripulantes de cabina.

Respecto a la cuarentena impuesta en el Reino Unido para los viajeros procedentes de España, Ryanair ha señalado que no planea reducir por el momento la capacidad de vuelos y ha calificado de “lamentable” la decisión del Gobierno británico, según ha señalado el director financiero, Neil Sorahan.

“Creo que es lamentable, muy decepcionante”, ha dicho Sorahan en una entrevista posterior a la publicación de los resultados financieros trimestrales. “No tengo dudas de que veremos otros brotes localizados y necesitamos ser lo suficientemente flexibles como para enfrentarlos a medida que surjan en las próximas semanas y meses”, ha agregado.

Leave a Reply