3 formas de colaborar contra la covid-19

El confinamiento y el paro en muchas de las actividades económicas incrementaron de manera exponencial la necesidad de apoyo de algunas iniciativas que sólo buscan ayudar a quien más lo necesita.

¿Te gustaría ser parte de este esfuerzo? No es indispensable aportar dinero (aunque claro que las aportaciones económicas siempre son la mejor forma de colaborar), también puedes regalar algo de lo que tengas en casa o brindar parte de tu tiempo. La idea es dar un espaldarazo a los superhéroes de la vida real. 

1. No desperdicies comida y, si es posible, dona

Los datos son realmente tristes: un tercio de los alimentos que se producen en México se desperdician, lo que equivale a 38 toneladas de comestibles por minuto que podrían alimentar a 25,5 millones de personas que viven en carencia alimentaria.

La información es de Bancos de Alimentos México, una organización de la sociedad civil sin fines de lucro integrada por 55 bancos, que rescatan alimento a lo largo de toda la cadena de valor para llevarlo a familias, comunidades e instituciones que lo necesitan y así mejorar la alimentación y la nutrición en México.

Está por demás decir lo mucho que se ha complicado el panorama para quienes se encuentran en estado de vulnerabilidad alimentaria, así que tu aportación sí que puede marcar una diferencia, puedes hacerlo de tres formas: en efectivo (puedes donar desde 100 pesos y además tienes la opción de decidir a qué grupo de alimentos quieres se encamine tu ayuda: proteína animal, lácteos, cereales, vegetales…), en especie (llevar directamente los alimentos) o como voluntario (compartir algo de tu tiempo libre en causas como esta te presentará nuevos puntos de vista que nunca habías contemplado). 

2 Lleva esperanza a un enfermo y a su familia

Por un Hogar es una organización civil sin fines de lucro que, en sus palabras, visita hospitales públicos brindando apoyo emocional al enfermo y a su familia para llevarlos a una estabilidad emocional y física frente a la enfermedad.

Aunque su primer campo de acción son los hospitales de Ciudad de México (donde pasan, cama por cama, con los enfermos para escuchar sus necesidades y las de quienes los acompañan), Por un Hogar también cuentan con un albergue para pacientes y familiares que vienen de otras entidades de la república mexicana, sitio en el que, además de hospedaje, les ofrecen desayunos y comidas gratuitos.

Debido a la crisis sanitaria que vivimos, el trabajo de esta institución se ha multiplicado y, lo más lamentable, las escenas de familiares de enfermos durmiendo afuera de los hospitales también.

Con sólo 200 pesos tú puedes ayudar con la comida para un paciente durante una semana y con 100 pesos estarías aportando una noche de hospedaje para estas personas que luchan por salir adelante frente a esta situación tan adversa.

3. Coopera para una infancia sana y feliz

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) lanzó a finales de marzo un plan especial para la covid-19 en México. La intención es apoyar en prevenir el riesgo de contagio, reforzar el sistema educativo y brindar apoyo psicoemocional a los niños y adolescentes mexicanos.

Un ejemplo de las acciones que Unicef ha realizado es la repartición de material informativo para prevenir la covid-19 y de kits de higiene que incluyen jabón antibacterial, cepillos de dientes, dentífrico, detergente para ropa, toallas sanitarias y papel higiénico en 29 albergues para población migrante mexicana y extranjera en las fronteras norte y sur de nuestro país.

El plan covid-19 Unicef México también contempla la dotación de insumos de higiene para cuando las escuelas regresen a actividades y la difusión de material audiovisual sobre paternidad positiva y sobre prevención de la violencia, entre otras acciones.

Las aportaciones pueden hacerse de manera mensual (por montos de 250, 300 o 500 pesos) o única (500, 800 y 1.200 pesos) en la página especial que Unicef diseñó para tal propósito.

Leave a Reply