El BCE advierte de que algunos bancos necesitarán ayuda para recomponer su capital si la situación empeora

Andrea Enria, presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA).
Andrea Enria, presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA). Bobby Yip / REUTERS

El Banco Central Europeo (BCE) publicó hoy los resultados agregados de su análisis de vulnerabilidad de bancos directamente supervisados por el Mecanismo Único de Supervisión. El ejercicio evaluó cómo el shock económico causado por la pandemia “afectaría a 86 bancos de la zona del euro e identificó vulnerabilidades potenciales en un horizonte de tres años”.

En general, el supervisor afirma que “el sector bancario de la zona del euro puede resistir el estrés inducido por la pandemia”, pero advierto de que no todos están en las mismas circunstancias. Sin distinguir ni por bancos ni por países, afirma que “en el escenario severo, el promedio de CET1 (capital de máxima calidad) de los bancos se agota en 5.7 puntos porcentuales a 8.8% de 14.5%. En este escenario, varios bancos tendrían que tomar medidas para mantener el cumplimiento de sus requisitos mínimos de capital”.

En una nota del BCE, el propio Andrea Enria, Presidenta del Consejo de Supervisión, afirma: “Si la situación empeora a lo largo del escenario grave”, con un deterioro económico previsto de caída del PIB de la UE del 12,6% en 2020, y un crecimiento del 3,3% y 3,8% en 2021 y 2022, respectivamente, “las autoridades deben estar preparadas para implementar medidas adicionales para evitar una paralización simultánea por parte de los bancos, lo que podría profundizar la recesión y golpear severamente la calidad de sus activos y las posiciones de capital”.

Estas palabras llegan después de que el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, dijera en España que esperaba ver fusiones de bancos “en las próximas semanas o meses” por el deterioro económico.

Prolonga la prohibición de repartir dividendos

Por otro lado, el Banco Central Europeo no ha seguido la petición de los grandes bancos españoles y ha decidido extender hasta el 1 de enero de 2021 su recomendación a la banca de no repartir dividendos y no efectuar recompras de acciones propias para preservar el capital de las entidades, ampliando así en tres meses las actuales restricciones, en vigor desde el pasado mes de marzo, según ha comunicado el instituto emisor.

“Esta recomendación actualizada sobre la distribución de dividendos sigue siendo temporal y excepcional y tiene como objetivo preservar la capacidad de los bancos para absorber pérdidas y apoyar a la economía en este entorno de incertidumbre excepcional”, ha indicado el BCE, asegurando que dará a los bancos suficiente tiempo para reponer sus reservas de capital y liquidez para no actuar procíclicamente.

En su decisión, el BCE ha destacado el elevado grado de incertidumbre, que dificulta que los bancos pronostiquen con precisión sus posiciones de capital, señalando que el análisis de vulnerabilidad realizado al sector demuestra que el nivel de capital en el sistema podría disminuir significativamente si se materializara un escenario severo.

Leave a Reply