Enagás gana 236 millones hasta junio, un 9,4% más

Unas instalaciones de Enagás en la localidad sevillana de Dos Hermanas.
Unas instalaciones de Enagás en la localidad sevillana de Dos Hermanas.

Enagás ha obtenido en el primer semestre de 2020 un beneficio después de impuestos (BDI) de 236,3 millones de euros, un 9,4% más que en el mismo periodo del año anterior. Este resultado, que está en línea con los objetivos establecidos para el conjunto del ejercicio, se debe principalmente a un resultado positivo no recurrente de 18,4 millones por diferencias de cambio.

Desde el comienzo de la pandemia, la prioridad de Enagás ha sido garantizar la seguridad de sus profesionales y el funcionamiento del sistema gasista. Como resultado del plan de contingencia puesto en marcha a principios de marzo ha operado con total normalidad. En los primeros seis meses de 2020 se ha incrementado la producción de las plantas de regasificación un 17% con respecto al mismo periodo del año pasado. Además, han descargado en ellas un total de 126 buques de gas natural licuado (GNL), un 12,5% más que en ese mismo periodo de 2019.

Por su parte, la red de alrededor de 12.000 kilómetros de gasoductos y las 19 estaciones de compresión gestionadas por Enagás han funcionado con un nivel del 100% de disponibilidad técnica y comercial. Asimismo, la capacidad contratada de los almacenamientos se encuentra en máximos históricos.

Las sociedades participadas por Enagás también han implantado sus respectivos planes de contingencia contra el coronavirus y continúan operando con normalidad, contribuyendo a la seguridad de suministro en los países en los que operan.

La compañía ha intensificado su plan de control y ahorro en gastos generales para evitar todo lo que no sea imprescindible para la continuidad de negocio y para el mantenimiento de la actividad actual y futura y del empleo, según la empresa. Enagás cuenta con más de un 80% de la deuda a tipo fijo y sin vencimientos significativos hasta 2022.

Dividendo

Con los datos disponibles a fecha de cierre de los resultados del primer semestre, la compañía mantiene su estimación de beneficio después de impuestos para final de año de 440 millones de euros. Asimismo, ratifica el compromiso adquirido con sus accionistas de incrementar el dividendo un 5% anual en 2020, un 1% anual como mínimo para 2021, 2022 y 2023 y un dividendo sostenible a largo plazo en el periodo 2024-2026.

El 17 de abril Enagás cerró la ampliación de su participación en Tallgrass hasta alcanzar el 30,2% del accionariado. El proyecto Trans Adriatic Pipeline (TAP), que une Turquía con Italia a través de Grecia y Albania, tiene un grado de avance en su construcción del 96,4% y se prevé su puesta en operación comercial durante el último trimestre de 2020. Enagás participa con un 16% en esta infraestructura clave para la seguridad de suministro energético de Europa.

Desde finales del mes de mayo, la demanda convencional de gas en España (incluye industrial y doméstico-comercial) ha iniciado una recuperación progresiva y, a 30 de junio de 2020, se sitúa ya en torno al 92% en comparación con la demanda registrada durante el mismo periodo del año pasado. En abril, durante el estado de alarma, el descenso en la demanda de gas convencional llegó a caer un 24%, afectada por una disminución del consumo de la industria, comercios y pymes.

Enagás, junto con otras 10 compañías de infraestructuras gasistas, presentó el pasado 17 de julio el informe Red Troncal de Hidrógeno en Europa (European Hydrogen Backbone) para el desarrollo de una infraestructura específica de transporte de hidrógeno en Europa. Según el documento, las infraestructuras de gas existentes pueden adaptarse para transportar hidrógeno a un coste asequible.

La compañía está trabajando en diferentes proyectos concretos de promoción de los gases renovables —hidrógeno verde, biogás y biometano— para contribuir a la descarbonización del transporte y la movilidad sostenible. Forma parte de la iniciativa Green Crane para desarrollar un corredor de hidrógeno desde el sur hacia el norte de Europa, que contribuirá a la descarbonización de distintos sectores económicos. Este proyecto permitirá también fortalecer el sistema energético europeo y posicionar a España como puerta de entrada del hidrógeno en Europa con las infraestructuras de almacenamiento y transporte existentes.

La Unión Europea, por otra parte, ha apoyado el desarrollo en España de 16 puntos de suministro vehicular de GNL, biogás e hidrógeno en el marco del proyecto ECO-net, coordinado por Enagás. La compañía ha recibido también el apoyo de la UE para el impulso de dos nuevos proyectos de suministro de GNL a buques (bunkering) en los puertos de Barcelona y Algeciras. El objetivo de estas iniciativas es contribuir a la descarbonización del transporte marítimo.

A través de su filial Scale Gas, Enagás ha firmado un acuerdo con BP Oil España para desarrollar puntos de venta de GNL y gas natural comprimido (GNC) en la red de estaciones de servicio de BP. Las dos compañías promoverán, además, la producción y el incentivo del consumo de gases renovables, e impulsarán conjuntamente proyectos de emprendimiento en los ámbitos de la innovación abierta, la transición energética y la movilidad sostenible. En el segundo trimestre, Enagás ha realizado un análisis de sus principales inversiones (test de deterioro), conforme a la norma contable del NIC 36, y ha concluido que no es necesario realizar ninguna corrección del valor de las mismas en el balance.

Leave a Reply