Las ventas del comercio minorista suben un 18% en junio por la mayor apertura comercial

Un hombre protegido con mascarilla pasa junto a una tienda en Madrid.
Un hombre protegido con mascarilla pasa junto a una tienda en Madrid.Ricardo Rubio / Europa Press

El comercio minorista registró un descenso de sus ventas del 3,3% en junio respecto al mismo mes de 2019, moderando así la caída, superior al 20%, del mes de mayo. En términos mensuales, el comercio minorista notó la mayor apertura comercial que propició la desescalada de los distintos territorios y elevó su facturación un 17,8% en junio respecto a mayo, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este avance mensual, el comercio minorista encadena dos meses consecutivos de aumentos en su facturación, aunque el de junio ha sido algo más moderado que el de mayo (19,4%). En todo caso, el incremento de las ventas del comercio minorista en ambos meses contrasta con los fuertes retrocesos que se registraron en marzo (-15,1%) y abril (-20,1%) por la covid-19 y la declaración del estado de alarma.

El comercio en empresas unilocalizadas incrementó sus ventas mensuales un 16,3%, mientras que las pequeñas cadenas las elevaron un 34,7%, mostrando, según el INE, un “gran dinamismo”. Pese a ello, las grandes superficies fueron las que lideraron el crecimiento mensual de las ventas, con un avance respecto a mayo del 45,1%. En el caso de las grandes cadenas, la facturación mensual creció bastante menos, un 5,7%.

Las ventas de alimentos bajaron en junio un 1,4% interanual y las del resto de bienes disminuyeron un 1,2%, debido exclusivamente a la caída de la facturación en el segmento de equipo personal (-22%), ya que el equipo del hogar y los otros bienes elevaron sus ventas.

La movilidad por todo el territorio nacional no estuvo permitida hasta la cuarta semana de junio, cuando finalizó el estado de alarma. Este hecho, unido al mantenimiento del teletrabajo en las empresas y al descenso del turismo, ocasionó un retroceso interanual de las ventas en estaciones de servicio del 23%. Por su parte, el comercio en línea continuó mostrando un notable dinamismo en el mes de junio, al registrar un avance interanual del 71%, pero la vuelta a la normalidad hizo que en términos mensuales descendiera un 2% respecto a mayo.

El empleo retrocede

Por otro lado, el efecto de la covid sobre el empleo en el comercio al por menor se vio diluido por la posibilidad de las empresas de acogerse a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). En el conjunto de España, la ocupación bajó un 3,7% en tasa anual en el mes de junio, una décima menos que en mayo. En términos mensuales, el empleo del sector creció un 1,6%, destacando el repunte de las grandes superficies (4,9%), superior al registrado en las grandes cadenas (2,1%), las pequeñas cadenas (1,3%) y las empresas unilocalizadas (0,7%).

La facturación del comercio minorista bajó en junio en tasa interanual en doce comunidades autónomas y subió en Asturias, Madrid, Galicia, Aragón y País Vasco. Los mayores descensos se dieron en las regiones más vinculadas al turismo. Así, Baleares recortó su facturación un 21%, mientras que Canarias lo hizo en un 12% y Cataluña en un 7%. En lo que se refiere al empleo, todas las comunidades registraron tasas anuales negativas. El mayor descenso lo experimentó de nuevo Baleares, con un retroceso de la ocupación superior al 11%.

Leave a Reply