Airbus pierde 1.919 millones y reserva 1.600 millones para despidos

La práctica paralización del tráfico aéreo por la crisis de la covid-19 ha llevado a Airbus a presentar las peores cifras semestrales de su historia frente a las cifras récord que consignó el año pasado. El fabricante europeo perdió 1.919 millones de euros en el primer semestre del año. El año pasado había registrado unos beneficios de 1.197 millones.

Entre enero y junio, el consorcio europeo redujo a la mitad la entrega de aviones comerciales, hasta las 196 unidades. Un año antes había entregado 389. Este desplome se debe a que las aerolíneas anularon o aplazaron la renovación de sus flotas ante las malas perspectivas para el tráfico aéreo de los próximos años. Pese a todo, el consejero delegado, Guillaume Faury, indicó en la conferencia de presentación de resultados que las entregas se están recuperando por la demanda de China y EE UU, y en junio alcanzaron las 39 unidades.

Con la previsión de que el tráfico aéreo recupere su nivel de 2019 a partir de 2023, Airbus redujo su producción un 40%, con 40 Airbus A320 mensuales (frente a los 60 de 2019), así como cuatro A220 y dos A330. La compañía decidió mantener congelado el proyecto de abrir una nueva planta de ensamblaje del A321 en Toulouse (Francia), pese a los llamamientos de las autoridades locales.

Drama laboral

Esa mala situación comercial se traduce en un drama laboral, ya que la compañía planea recortar 15.000 empleos en su división comercial en todo el mundo. Para costear el ajuste, hará una provisión de entre 1.200 y 1.600 millones de euros, según anunció este jueves.

El ajuste afectará a las factorías españolas con la desaparición de 900 puestos de trabajo, que se suman a los 722 empleos del ajuste de la división de Defensa y Espacio anunciado anteriormente, lo que ha motivado un fuerte conflicto social con manifestaciones y paros en las ocho factorías que tiene el grupo en España. Precisamente para limar asperezas, Guillaume Faury se reunirá esta tarde en el Palacio de La Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Entre las peticiones que le trasladará están la de que incluya a Airbus en un el plan de ayudas con cargo al fondo europeo de reconstrucción aprobado esta semana y la compra de 50 aviones entrenadores por parte de Defensa.

Leave a Reply