El impacto social de la tecnología aplicada a la banca

Christian, campesino que vive en una zona serrana de Michoacán, recibió hace unos meses algunas herramientas que un amigo en Estados Unidos le envió para que se ayudara en sus labores de cultivo. Christian insistió en pagarle al menos una parte de ellas y en cuanto tuvo los recursos se comunicó:

– ¿Cómo te envío el dinero?

– No sé. ¿Te doy mi número de cuenta y vas al banco a preguntar cómo mandarlo?

– Aquí no hay bancos.

– Entonces, a veces las tiendas de electrónicos hacen envíos de dinero… O guárdamelo y algún día iré por él.

– Aquí no hay bancos ni tiendas de esas. Envíame tu número de cuenta y te hago la transferencia con la aplicación.

El caso es real y expone de una forma sencilla pero contundente los beneficios que el Banking as a Service (BaaS) puede llevar a las personas y a sus comunidades.

La inclusión financiera es la clave

Ante el arribo de empresas de tecnología financiera, mejor conocidas como fintech, en el sistema financiero tradicional, los bancos han realizado fuertes inversiones en crear y optimizar sus canales online y, muchas veces en asociación con estos nuevos participantes del sector, han desarrollado productos digitales que han cambiado vertiginosamente la forma en que atienden a sus clientes.

De acuerdo con el Informe de la Banca Digital 2020, esta fusión entre el ecosistema fintech y los bancos mexicanos ofrece hoy una gama de 180 servicios digitales que están revolucionando la banca, lo cual suena muy bien pero ¿de qué sirven estas innovaciones a las personas en su desarrollo? ¿Cómo es que estas nuevas herramientas financieras pueden ayudar a la movilidad social?

El mayor impacto social que puede aportar las tecnologías financieras es el tema de la inclusión, el poder acercar servicios financieros a gente que no los tiene por distintas consideraciones que toma en cuenta la banca tradicional”, responde Luis Silva de la Torre, director general de Fintech México. 

En el artículo Fintech: ¿cómo llevar soluciones de inclusión financiera a toda América Latina y el Caribe?, publicado en octubre del año pasado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), esta organización subraya la importancia de dicha inclusión al reconocerla como un facilitador de siete de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, entre los que se encuentran Fin de la pobreza, Trabajo decente y crecimiento, Hambre cero, Reducción de las desigualdades y Salud y bienestar. 

“Un sector financiero que no prioriza la inclusión financiera no puede distribuir los beneficios del crecimiento económico a todos los niveles de la sociedad”, se lee en el documento del BID.

Mejores personas, empresas y países

En el caso de individuos y hogares, en la actualidad, el acceso adecuado, simple y en todo momento a servicios financieros es fundamental para realizar transacciones vitales para su día a día, desde el cobro de ayudas económicas que otorgan los gobiernos hasta solicitudes de crédito hipotecario, pasando por inversiones en educación, adquisición de autos, ahorrar para la jubilación o incluso emprender un negocio.

Por su parte, las micro, pequeñas y medianas empresa, que solían tener poco acceso a las instituciones financieras tradicionales, también se han visto beneficiadas con el giro hacia el modelo BaaS, pues ahora cuentan con más acceso a productos crediticios y seguros que les permiten apalancar su crecimiento.

El Foro Económico Mundial, en Cómo COVID-19 está evolucionando rápidamente la inclusión financiera, un artículo publicado en su sitio web, confirma todo lo anterior: “Los hogares de bajo ingreso y las pequeñas empresas pueden beneficiarse enormemente de las ventajas que encierran el dinero móvil, los servicios de tecnofinanzas y la banca en línea”.

De acuerdo con este texto, la inclusión financiera beneficia a las economías y a las sociedades en su conjunto al venir acompañada de un aumento del crecimiento económico y de la reducción en la desigualdad ingresos, e incluso también se asocia con un crecimiento mayor del PIB de los países.

Es decir, el nivel de uso de servicios financieros nos puede dar una idea de qué tan desarrollada está una sociedad, por lo que el efecto que las innovaciones tecnológicas aplicadas a la banca están teniendo para acelerar ese proceso de inclusión es una gran noticia.

Requerir una firma autógrafa y verificar la identidad en persona para abrir una cuenta bancaria debe ser ya una evidencia del pasado. El poder disponer al instante de tu dinero sin importar en qué lejana serranía de Michoacán te encuentres debe ser el indicio de un futuro mejor para todos.

Leave a Reply