La Generalitat valida Barcelona para disputar el Barça-Nápoles

Después de empatar a uno en la ida de los octavos de final ante el Barcelona, el Nápoles pretende empezar la vuelta (8 de agosto a las 21.00 horas) con algo de ventaja, pues fuerza a la UEFA para que determine que no se dispute el duelo en el Camp Nou, atendiendo al rebrote de coronavirus que se ha dado en Cataluña. “Llamo a la UEFA todo el rato, pero es vergonzoso. Escuchas desde España grandes miedos y ellos pasan del tema. ¿Qué se tardaría en decir que jugamos en Portugal, Alemania o en Suiza?”, se preguntó este jueves ante los micros el presidente napolitano, Aurelio de Laurentiis; “si decidieron que la Champions se juega en Portugal y la Europa League en Alemania, nosotros también podríamos ir allí. No entiendo por qué debemos ir a una ciudad que en este momento tiene grandes problemas”. Desde el Barça y desde la Generalitat no lo ven igual y no parece que se vaya a dar cambio alguno.

La UEFA, como ha hecho con todos los clubes donde se juegan partidos de Champions (Manchester City, Juve y Bayern), les ha solicitado un informe sobre la situación epidemiológica real de la ciudad. Orden que el Barça trasladó a la Consejería de Salud -autoridad sanitaria competente mientras no se decrete el estado de alarma-, que redactó dos páginas donde se posiciona a favor del evento. “Barcelona es un lugar seguro y responsable”, argumenta Josep Maria Argimón, secretario de la salud pública; “al igual que en otras partes de Europa, registramos brotes ocasionales de Covid-19, pero gracias a nuestro sistema de testeo, identificamos los casos y se toman las medidas de control necesarias. A día de hoy la situación es estable”. Desde la consejería añaden: “Lo lógico es que después de leer el informe se tirara hacia delante el encuentro porque no hay peligro. No hay ninguna contraindicación si se aplican las condiciones y protocolos establecidos”.

Desde el club, por el momento, no tienen más información de la UEFA y tampoco la esperan. Más que nada porque este viernes tienen la reunión con empleados del organismo internacional para montar el dispositivo del encuentro. Entienden desde el Barça que la ciudad -con el aeropuerto en funcionamiento y con infraestructura hotelera de primer nivel- está abierta a los turistas y que por lo tanto no debería suponer problema alguno para la expedición del Nápoles. También confían en las medidas del club establecidas para el evento como se hizo con los encuentros de la Liga.

De momento, el máximo organismo del fútbol europeo mantiene el encuentro en el Camp Nou “como estaba planeado”. Aunque desde el rotativo portugués O Jogo se publicó que Guimarães y Oporto están preparadas por si es necesario, del mismo modo que en Lisboa también. Lo mismo intentó el Madrid en su choque con el City y salió rana, aunque los jugadores no tendrán que pasar la cuarentena que el Gobierno británico decretó para todos los viajeros que lleguen de España.

Leave a Reply