La Xunta abre un expediente a LaLiga y al Fuenlabrada

Uno de los miembros del Fuenlabrada en el hotel de A Coruña donde varios jugadores e integrantes del equipo técnico permanecen aislados.
Uno de los miembros del Fuenlabrada en el hotel de A Coruña donde varios jugadores e integrantes del equipo técnico permanecen aislados.Cabalar / EFE

”Ya tenemos información suficiente sobre lo sucedido, e identificadas a las personas e instituciones que, en nuestra opinión, son responsables”, advirtió Alberto Núñez Feijóo, el presidente de la Xunta de Galicia, que anunció la apertura de un proceso sancionador contra LaLiga y el Fuenlabrada por “incumplimiento grave” de los protocolos de salud.

”Hay datos constatados —sostuvo Feijóo— que muestran que hubo un incumplimiento sistemático de los protocolos deportivos y sanitarios, y de la propia normativa sanitaria española y de las comunidades”. Tanto LaLiga como el Fuenlabrada disponen ahora de un periodo para alegar e intentar sortear la sanción, que puede llegar a los 60.000 euros. LaLiga, horas después, deslizó trato de favor al Dépor: “Lamentablemente, observamos cómo la situación del Deportivo está provocando unas declaraciones y medidas injustas y arbitrarias de las administraciones públicas que nos retrotraen a tiempos que creíamos superados”.

Pesquisas

En la esfera deportiva, el Comité de Competición reanudó sus pesquisas. Hoy tendrán lugar al fin las declaraciones del presidente, entrenador y médico del Fuenlabrada, del jugador Hugo Fraile y su agente, Rodrigo Fernández Lovelle.

Un total de 46 expedicionarios del club madrileño llevan diez días confinados en un hotel coruñés. Los 28 que dieron negativo en todas las pruebas esperan que los últimos test, realizados ayer, les otorguen el pasaporte para abandonar la ciudad. Aun así, dicen que el próximo domingo les gustaría estar en Riazor. Piden amparo a las instituciones para pasar del encierro al césped. Para acabar sextos y ganarse una plaza en la promoción de ascenso, el Fuenlabrada necesita sumar un punto ante un Deportivo, en teoría descendido y cuyos jugadores ni se encuentran en la ciudad ni volvieron a entrenar tras el aplazamiento de un partido que LaLiga propuso que fuese cancelado.

El club gallego se dirigió a la Federación para explicar que se opone a jugar el día 2 por motivos sanitarios y de seguridad, por la incoherencia de LaLiga de ir “contra sus propios actos”, y por encontrarse pendiente de resolución la petición de repetir íntegra la última jornada.

Pero por más que el Fuenlabrada quiere llevar el foco hacia la pelota, las luces apuntan hacia otros terrenos. La Fiscalía investiga su viaje a A Coruña y la Xunta cree que el desplazamiento del equipo generó “alarma social”.

Leave a Reply