López Jaraba, exdirector general de Canal 9, absuelto de favorecer a la productora de José Luis Moreno

El exdirector general de RTVV José López Jaraba, durante el juicio.
El exdirector general de RTVV José López Jaraba, durante el juicio.Biel Aliño / EFE

La Audiencia Provincial de València ha absuelto al ex director general de Radiotelevisió Valenciana (RTVV), José López Jaraba, de las acusaciones de prevaricación, fraude y malversación que mantenían contra él la Generalitat, el sindicato CGT y Compromís, por un aparente trato de favor por parte de Canal 9 a las empresas del productor José Luis Moreno.

La sentencia, a la que ha tenido acceso EFE, considera que los pagos se hicieron siguiendo el procedimiento y a través de unas negociaciones en las que no participó Jaraba. A ello se suma, añade la Audiencia, que no consta que Jaraba tuviese ninguna relación con la productora de Moreno o con él mismo.

“En el supuesto examinado ninguna vinculación se ha podido acreditar entre el acusado y el legal representante de Alba Adriática S.L., José Luis Moreno, quien ni tan siquiera ha sido llamado a declarar como testigo”, señala el fallo. “No queda probado ningún quebranto económico para la Generalitat Valenciana” por los contratos suscritos por Canal 9 con la productora, añade la sentencia. Los magistrados recuerdan, además, que Jaraba rebajó los sueldos de los directivos y el suyo propio y redujo la deuda de la entidad pública en 154 millones.

De este modo, la Audiencia Provincial rechaza los cargos presentados por la Generalitat, Compromís y el sindicato CGT, y coincide con el criterio del fiscal, que no presentó acusación. No obstante, rechaza la condena en costas a la Generalitat y las otras acusaciones, al considerar que no hubo mala fe procesal por su parte, ya que las pruebas que ellos argüían fueron desvirtuadas durante el juicio, y no antes.

La Audiencia celebró el juicio contra Jaraba el pasado 23 de julio. El acusado, que fue director del ente público en el periodo comprendido entre octubre de 2009 y diciembre de 2012, declaró que él no se encargaba directamente de la contratación de programas, sino que seguía las recomendaciones de un grupo de expertos riguroso y exigente en sus criterios.

Además, añadió que no conocía a Moreno antes de la contratación, y que tampoco recibió ninguna recomendación a su favor. El contrato sometido a juicio, ha recordado Jaraba, se gestó en 2007. En 2009, cuando él accedió al cargo, le pareció que no había sido cumplido regularmente, por lo que llegó a un acuerdo para que Moreno ofreciera un nuevo programa que supusiera una compensación para el ente público. Las acusaciones defendían que el pago de 1.785.295 euros a la productora televisiva de Moreno por la coproducción de la serie “Planta 25” y la firma de un contrato en 2010 con la misma empresa sobre cesión de derechos de emisión de un nuevo programa de la serie De un tiempo a esta parte constituían delitos que debían ser castigados con penas de cárcel.

Leave a Reply