Sacyr reduce sus ganancias un 12,5% hasta junio

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, en una imagen de archivo.
El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, en una imagen de archivo.

Sacyr obtuvo unos beneficios netos de 70 millones de euros en el primer semestre, un 12,5% menos que en el mismo periodo del pasado ejercicio, cuando se anotó 80 millones. El resultado se vio afectado por la evolución bursátil de Repsol, en la que tiene un 8% de participación, como consecuencia de la covid-19. La contribución de la compañía energética al beneficio de Sacyr fue negativa en 18 millones.

El ebitda fue de 348 millones de euros, un 10% más que en la primera mitad del año pasado, lo que para la compañía muestra la solidez de su modelo de negocio, que cada vez adquiere un mayor perfil concesional. El 77% del negocio provino de Concesiones, que dominó con mucho a las otras dos áreas de negocio (Ingeniería e Infraestructuras y Servicios). El grupo ha realizado una provisión de 30 millones con criterio de prudencia ante la incertidumbre de la evolución de la pandemia. Sin embargo, fue Ingeniería e Infraestructuras la división donde más aumentó el ebitda en el periodo, un 21%. En Concesiones el aumento fue del 8%, mientras que en Servicios se contrajo un 8%.

Los ingresos de Sacyr entre enero y junio fueron de 2.079 millones, un 3,5% más que en la primera mitad de 2019. La compañía ha señalado que ese incremento alcanzaría el 8% a igualdad de perímetro, ya que durante los últimos meses se ha llevado a cabo la desinversión de varios activos: Guadalcesa, plantas de generación y cogeneración y varios activos de agua en Portugal. Descontadas esas enajenaciones, el ebitda reportado aumentaría el 19%.

La cartera de ingresos futuros cerró el semestre en 39.445 millones, con un descenso del 8% respecto de junio de 2019 por las desinversiones realizadas. La deuda neta de la compañía se situaba el 30 de junio en 4.528 millones, frente a los 4.315 millones de finales de 2019.

En la primera mitad de 2020, el grupo ha reforzado su presencia en Latinoamérica con varios proyectos en Chile; también en EE UU, concretamente en Texas, con la construcción de una variante de la carretera US59; y en Europa, con varias adjudicaciones en Portugal, a lo que habría que sumar el importante número de adjudicaciones a nivel nacional.

La empresa que preside Manuel Manrique asegura que tiene “totalmente cubierto el riesgo financiero ante bajadas del precio de la acción de Repsol y continúa con la gestión activa de su participación en la petrolera”. El pasado 13 de marzo, Sacyr reestructuró el derivado sobre 72,7 millones de acciones de Repsol. En el mismo momento, contrató unas opciones para poder beneficiarse de la revalorización de la energética a partir de 8,5 euros por acción en ese paquete de participaciones.

Leave a Reply