IAG sufre pérdidas récord de 3.806 millones y amplía capital por 2.750 millones

International Airlines Group (IAG), el grupo al que pertenecen las aerolíneas British Airways, Iberia, Vueling o Aer Lingus, sufrió unas pérdidas netas de 3.806 de euros en el primer semestre del año, como consecuencia del impacto de la pandemia del coronavirus, frente al beneficio de 806 millones del mismo periodo del año anterior, según ha informado este viernes a la CNMV.

Además de una caída de los ingresos del 55,7%, hasta 5.326 millones, las pérdidas se deben al coste de una partida excepcional de 2.137 millones “por baja contable de coberturas de combustible y de tipo de cambio para 2020”, es decir, por la cobertura de compras de combustible realizadas antes de que el precio se desplomara por el hundimiento de la demanda en todo el mundo. El resultado de las operaciones, antes de extraordinarios y de impuestos, arrojó unas pérdidas de 1.365 millones de euros, frente a un beneficio de 1.037 millones el año pasado.

La mayoría de las aeronaves del grupo permaneció en tierra en el segundo trimestre y se mantuvo una mínima programación de vuelos de pasajeros para viajes esenciales y repatriaciones, y tan solo se operaron 1.875 vuelos de carga adicionales en el segundo trimestre para transportar equipos críticos y suministros médicos. De esta forma, la capacidad operada en el segundo trimestre disminuyó un 95,3% respecto a 2019 y para el semestre disminuyó un 56.2% respecto al mismo periodo de 2019.

El grupo señala que con el escenario actual de planificación, la capacidad aumentará durante el tercer y cuarto trimestre, pero estará aún un 74% y un 46% por debajo en comparación con los mismos periodos de 2019, respectivamente, aunque la aerolínea precisa que “este plan es muy incierto y está sujeto a la relajación de las medidas de confinamiento y a las restricciones de viaje”.

Con todo, IAG espera que la demanda de pasajeros tarde al menos hasta 2023 en recuperar los niveles de 2019 y está reestructurando su base de costes para reducir el tamaño de cada aerolínea. En esta línea, se ha aplazado la entrega de 68 nuevas aeronaves prevista entre 2020 y 2022 y se han retirado anticipadamente algunos aviones con más años de servicio, incluyendo 32 Boeing 747 y 15 Airbus A340-600.

A 30 de junio, IAG contaba con un colchón de 8.100 millones de euros de liquidez (tesorería y líneas de crédito no dispuestas). El efectivo se situó en 6.016 millones, lo que supone una disminución de 667 millones de euros respecto a 31 de diciembre de 2019. Las líneas de financiación generales y de aeronaves comprometidas y no utilizadas ascendían a 2.100 millones.

Para reforzar la posición de liquidez y reducir el apalancamiento, la dirección ha propuesto una ampliación de capital de hasta 2.750 millones de euros, que será aprobada por la Junta General de Accionistas en septiembre. a la que se ha comprometido a acudir Qatar Airways, su mayor accionista con el 25,1% del capital social. La compañía qatarí nombrará dos nuevos consejeros en el máximo órgano de gobierno de IAG.

Relevo en la presidencia

Asimismo, el consejo de administración de IAG ha aprobado el plan de sucesión de su presidente, Antonio Vázquez, quien será sustituido por Javier Ferrán en enero de 2021. Este relevo se produce después de que Vázquez haya alcanzado nueve años en el cargo el pasado mes de enero (máximo recomendado en el código de gobierno corporativo del Reino Unido).

Ferrán se suma a la lista de ejecutivos españoles en los máximos puestos de dirección de IAG. El futuro presidente del grupo de aerolíneas ha sido presidente de Diageo, firma propietaria de marcas de bebidas como J&B, Johnnie Walker, Guinness y Tanqueray, socio del fondo Lion Capital y consejero de SABMiller, Primark y Desigual, entre otros cargos.

Leave a Reply