Los Ayuntamientos aplazan la votación del plan de Hacienda sobre sus ahorros ante la falta de acuerdo

La votación estaba destinada al fracaso. Al PSOE —y en especial, el Ministerio de Hacienda— les faltaba un voto para la mayoría. Pero por más que se intensificaron las negociaciones de madrugada, nada cambió. Izquierda Unida mantuvo el no y el proyecto caminaba hacia un rechazo sin precedentes. La junta de gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha decidido aplazar la decisión de apoyar o no el plan del Ejecutivo de Pedro Sánchez sobre el dinero de los ayuntamientos.

Todo se decidirá el lunes. Así lo ha confirmado la FEMP a través de una nota de prensa. Fuentes internas de la junta de gobierno señalan que fue el propio Abel Caballero, el alcalde socialista de Vigo y presidente de la FEMP, quien propuso el aplazamiento tras anunciar a los regidores un cuarto borrador de Hacienda. Es la tercera vez en dos semanas que el organismo intenta votar sin éxito el plan de Montero.

Las negociaciones no han sido fáciles. La junta de gobierno está integrada por 25 miembros, de los cuales 12 son del PSOE. Los 10 del PP y los representantes únicos de Cs, IU y JuntsxCat han mantenido un rotundo no a cada uno de los planes de Hacienda. El voto clave sigue siendo el del primer edil de Rivas-Vaciamadrid, Pedro del Cura, de Izquierda Unida. El regidor ha confirmado a este periódico que hasta altas horas de la madrugada del jueves seguían las negociaciones con Hacienda para cambiar el sentido de su voto. Horas antes, sobre las 20.00, su grupo emitió un comunicado en donde solicitaba que la FEMP devolviera el documento al Gobierno para seguir negociando y llegar a un consenso con el resto de los partidos. Del Cura confirma igualmente que, tras esas negociaciones, ha surgido un nuevo texto.

El contenido completo llegará a los alcaldes a lo largo de esta mañana. De acuerdo con fuentes internas de la FEMP, en el nuevo documento se mantiene la propuesta de los remanentes y su devolución a diez años, pero a diferencia de la anterior, los ahorros serán entregados en su totalidad.

La novedad en el cuarto borrador es que el Gobierno central entregará a los Ayuntamientos un fondo de 5.000 millones, de los Presupuestos Generales del Estado, para cubrir las primeras dos entregas (2020 y 2021). Anteriormente, se había planteado que esos dos tramos emanarían de los propios ahorros de las localidades. Sin embargo, hay una letra pequeña: los municipios sin remanentes tampoco podrían recibir parte de estos recursos. “Es inaceptable”, reclaman desde el grupo popular en la junta.

Leave a Reply