El juez deja en libertad con cargos a un hombre acusado de retener y golpear a su expareja

Mossos d'Esquadra en Barcelona en una imagen de archivo.
Mossos d’Esquadra en Barcelona en una imagen de archivo.Albert Garcia

El juzgado de violencia 1 de Barcelona dejó en libertad el viernes a un hombre acusado de retener tres días en su domicilio y golpear a su expareja. Los Mossos d’Esquadra le detuvieron dos días antes, el miércoles, y le acusaron también de agredir sexualmente a la mujer. El hombre supuestamente rompió también el móvil de la víctima para evitar que pudiese pedir ayuda. El magistrado dictó una orden de alejamiento de 1.000 metros de la mujer y la prohibición de comunicarse con ella. El sospechoso está acusado de retención ilegal y maltrato.

La víctima denunció ante el juez que el hombre la había retenido en tres lugares distintos, incluso en “espacios públicos compartidos”, en los que estuvo en “todo momento absolutamente controlada” por su expareja. Pero la mujer no denunció agresión sexual, según un comunicado del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). La Fiscalía pidió una orden de protección, y los Mossos calificaron de “riesgo bajo” la situación de la mujer.

El hombre, de 37 años y de origen alemán, viajó desde su país a Barcelona invitado por la mujer, según fuentes policiales, con la que había mantenido una relación. Pero una vez en el domicilio la retuvo en el interior y la sometió a una situación de pánico permanente, según han informado hoy los Mossos en una nota de prensa, y mantuvo un control estricto sobre ella.

Finalmente, la víctima logró enviar un correo electrónico a una expareja, que informó a la policía catalana de lo sucedido. Los agentes accedieron al piso y detuvieron al hombre, mientras una dotación del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) atendió a la mujer, que no requirió ingreso hospitalario.

Las mujeres víctimas de violencia machista pueden llamar al 016, un teléfono que no deja rastro en la factura pero que hay que borrar de las llamadas efectuadas. Los menores también pueden dirigirse al teléfono de la Fundación Anar (900 20 20 10). Además, las mujeres en riesgo pueden enviar un mensaje de alerta por la aplicación para móviles Alertcops, que activa una geolocalización que recibirá la policía. También está disponible un sistema de chat de asistencia psicológica (en los teléfonos 682 91 61 36 y 682 50 85 07).

Leave a Reply