El renacer de tus finanzas personales

El momento tan difícil que vivimos no sólo nos ha hecho más conscientes sobre la importancia de estar preparados económicamente para las contingencias (que siempre existirán y ahora sabemos el nivel que pueden alcanzar), también nos ha demostrado que los servicios financieros online son el futuro inmediato de nuestras relaciones de consumo, entre otras enseñanzas. 

Estas son tres lecciones que el COVID-19 dejará y que nos servirán para enfrentar de mejor manera las futuras vicisitudes económicas: 

1 Cómo actuar durante una época difícil

Aunque las noticias de la tan ansiada vacuna y la paulatina reactivación económica representan una la luz al final del túnel, aún no está demás atender algunas recomendaciones para proteger nuestras finanzas en tiempos de coronavirus.

♦ Evita hacer compras de pánico. Por más olas de contagios que se presenten, nunca es buena idea hacerse de enormes cantidades de alimentos, cubrebocas o cualquier otro bien, pues esto sólo encarece los productos y te hace desembolsar dinero que más adelante puedes necesitar.

♦ Reduce gastos. Es tiempo de atender primero lo urgente y luego lo importante. Esos gastos innecesarios hoy pueden verse más claramente que nunca, así que hay que evitarlos y, en la medida de lo posible, destinar ese dinero a crear un “colchón” que nos ayude a superar situaciones imprevistas durante los próximos meses. 

♦ Evita endeudarte. Es cierto que pueden existir alternativas de financiamiento muy útiles para salir adelante en estos tiempos, pero debes analizar bien las opciones para que tu estabilidad financiera no se derrumbe antes de que superemos esta dura prueba. 

2 El dinero digital sí puede salvar el día

Y al mundo: durante estos meses de cuarentena, el comercio electrónico mantuvo a flote buena parte de la economía mundial. Pero quizá lo mejor que podemos rescatar de esto es que un buen porcentaje de la gente que no confiaba en el dinero electrónico ha perdido el miedo a las transacciones digitales.

De un día para otro nos volvimos expertos en hacer la despensa, pagar los servicios y realizar trámites burocráticos en línea.

“Ante las medidas de confinamiento hemos tenido que migrar antes de lo esperado hacia la aplicación de herramientas que la transformación digital ofrece, y, aunque son una gran alternativa, es necesario saber que esto requiere más atención, específicamente en cuanto a la seguridad de la información”, comentan Mónica Hernández, directora de Seguridad de la Información en Banco Sabadell, quien comparte algunos tips para reforzar las acciones de previsión ante fraudes y robos ahora que las transacciones digitales van en aumento:

♦ Verifica siempre la red desde la que te conectas y la autenticidad de los sitios que visitas. El candado cerrado a un lado de la URL es el mejor indicio de que navegas seguro. 

♦ No coloques tus contraseñas en lugares visibles, esto incluye las notas de tu teléfono y equipo de cómputo. 

♦ Aunque parezca evidente, no entregues información por ningún medio a desconocidos. Recuerda que ningún banco te solicitará datos personales a través del correo o teléfono. 

♦ Un buen hábito es revisar diariamente los movimientos de tus cuentas mediante tu aplicación móvil. Puede ser un poco engorroso al principio pero no te lleva más de dos minutos y con eso podrás prevenir y solucionar a tiempo cualquier problema.

♦ Mantén la comunicación con tu banco, acércate a atención a clientes para cualquier duda o aclaración. Utiliza siempre canales oficiales.

3 La importancia de ahorrar

Ahora más que nunca en la historia, hemos comprobado que ahorrar es la respuesta para lo que siempre hemos querido y, sobre todo, para lo que nunca sabemos. Y es que, aun siendo precavidos, es muy difícil prever cuándo puede surgir un imprevisto que altere nuestra economía familiar y nuestras finanzas personales.

Banco Sabadell comparte algunas sugerencias para crear un fondo para emergencias y que la próxima vez no nos vuelva a encontrar “con los dedos en la puerta”:

♦ Analiza tus gastos fijos mensuales. Es el primer paso porque se recomienda que tu fondo para emergencias sea el equivalente a tres meses de estos egresos.

♦ Multiplica. Alimentos, renta, gas, colegio, transporte… ¿Seguro que no olvidas algo? Perfecto, ahora sólo tienes que multiplicar los recursos que destinas a ello por tres para obtener tu cantidad meta. 

♦ Establece la cantidad que ahorrarás cada mes.No desesperes, puedes hacerlo poco a poco pero de manera constante. Establece pequeñas metas semanales o quincenales para que a final de mes los resultados te motiven.

♦ Actualiza tu fondo. Una vez que tienes el equivalente a tres meses de tus gastos fijos, tu respaldo para contingencias está listo. Aunque la tentación sea mucha, no lo ocupes y más bien increméntalo cada vez que tus gastos fijos crezcan.

Sólo cada uno de nosotros sabemos la severidad del aprendizaje financiero que nos dejará la pandemia; sin embargo, nunca es demasiado tarde para retomar el control de nuestras finanzas personales, volver a empezar y salir adelante.

Leave a Reply