Más barro en el ‘caso Fuenlabrada’

Jugadores del Elche celebran un gol esta temporada.
Jugadores del Elche celebran un gol esta temporada. / Europa Press

Todo se ha detenido menos el tiempo y las quejas, que transcurren implacables ante la ausencia de una resolución de la temporada en Segunda que afecta también a la configuración del resto de categorías del fútbol español, incluida la máxima, que en teoría debería iniciar una nueva temporada dentro de 40 días. Todos miran a LaLiga, a un colectivo de clubes a los que la Federación Española de Fútbol propone la opción de enfilar una resolución de un conflicto que no tiene que ver solo con la ampliación de la categoría de plata a 24 equipos. El apuro ahora es cómo acabar el campeonato y dilucidar el playoff de ascenso. LaLiga ha convocado de manera extraordinaria a su comisión delegada, órgano de gobierno en el que se integran representantes de 14 clubes. Pero, en principio, la reunión no se celebrará hasta el próximo jueves.

Entre los integrantes de esa comisión figuran representantes del Elche y el Deportivo, clubes afectados por la crisis abierta tras el aplazamiento del partido entre el cuadro coruñés y el Fuenlabrada. El equipo ilicitano hizo pública este domingo una contundente nota en la que pedía una “resolución inmediata” y advertía, en la línea de lo expresado el pasado jueves por el juez instructor de la Federación, que se estaba poniendo en riesgo a sus jugadores y resto de trabajadores.

El comunicado emitido por el club ilicitano casi calcó algunos pasajes de lo advertido por el instructor Ricardo Esteban Díaz tras sus indagaciones: “No puede ser que el infractor sea el principal beneficiado. El hecho infractor del Fuenlabrada es flagrante, tan relevante y evidente que no hay necesidad de mayores pruebas. Incluso ocultó los casos, según sus propias manifestaciones. La conducta del Fuenlabrada fue negligente y ahora se convierte en rayana con el dolo y la obstrucción de la instrucción del caso. Además, su manera de actuar alteró la competición y el orden deportivo”, censuró el Elche. El Fuenlabrada acusó recibo y replicó con el aviso de que se reservan ejercer acciones legales.

El equipo madrileño quiere jugar el partido contra el Deportivo que le puede dar, en caso de sumar al menos un punto, el pase a los playoff. Las infecciones por covid-19 quedan atrás y sólo seis de los viajeros a A Coruña permanecen confinados en la ciudad gallega. Siete futbolistas más recibieron este domingo el alta y regresaron a Madrid, entre ellos Chico Flores, que llegó a pasar cuatro días hospitalizado. Sobre la mesa de la habitación de su hotel dejó un manuscrito que divulgó a través de las redes sociales y en el que reflexiona sobre lo vivido, agradeció la atención recibida en A Coruña y se mostró convencido de la inocencia de su club: “Nos vimos envueltos en un problema y doblemente perjudicados tanto en lo deportivo como en la salud, que es lo más importante”. Los jugadores disponibles del Fuenlabrada han vuelto a ejercitarse y su entrenador José Ramón Sandoval tiene prisa: “Seguimos esperando una fecha, queremos acabar sobre el césped las 42 jornadas y estamos listos. ¿A qué esperan?”.

Condiciones mínimas

El Fuenlabrada, que esta temporada solicitó y consiguió el aplazamiento de un partido contra el Zaragoza por un brote de gastroenteritis en 11 de sus futbolistas, quería haber jugado ayer en Riazor contra un Deportivo que hace casi dos semanas que no se entrena y que apenas tiene un futbolista en la ciudad. Así lo solicitó un día antes de que su primer grupo de jugadores empezasen a desconfinarse, algunos de ellos tras superar el virus. La Federación consultó a LaLiga y al Consejo Superior de Deportes y concluyó que, en estos momentos, no existen las condiciones sanitarias mínimas para que se pueda disputar ese partido.

El Elche y el Fuenlabrada quieren apurar, pero otros actores del playoff han tenido que reiniciarse. El Zaragoza volvió ayer al trabajo tras cuatro días de pausa tras detectarse un positivo en su plantel, pero lo hizo en una sesión sin contactos, similar a las de los primeros días del pasado mes de mayo. El Almería apenas se detuvo un día, pero regresó con idénticas cautelas.

Las alarmas están sensibles. Los tres positivos que paralizaron este fin de semana la fase de repesca de ascenso a Segunda B finalmente fueron desmentidos por los PCR y la analítica molecular. La Federación, encargada de gestionar los protocolos, se apresuró a glosar su compromiso en la búsqueda del “riesgo cero” y cómo, a la mínima duda, informó a todas las autoridades sanitarias.

Leave a Reply