Abanca gana un 46,8% menos hasta junio por las provisiones para hacer frente al impacto de la pandemia

A la izquierda, el consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, junto con el director financiero, Alberto de Francisco, durante la vídeoconferencia con el presidente, Juan Carlos Escotet, para anunciar los resultados.
A la izquierda, el consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, junto con el director financiero, Alberto de Francisco, durante la vídeoconferencia con el presidente, Juan Carlos Escotet, para anunciar los resultados.Abanca / EFE

Abanca obtuvo un beneficio de 133,1 millones en el primer semestre de 2020, lo que supone un 46,8% menos que en el mismo periodo de 2019, tras realizar una dotación por valor de 163 millones para hacer frente al impacto de la pandemia del coronavirus. Su presidente, Juan Carlos Escotet, ha señalado que la entidad gallega cuenta con “un sólido perfil financiero para afrontar el entorno covid”, con “robustos niveles” de capitalización, liquidez y cobertura, así como la “máxima calidad” de activos.

El volumen de negocio de Abanca creció un 12,8% debido al aumento “equilibrado” del crédito y los recursos de clientes y alcanzó los 88.693 millones de euros. El crédito normal a clientes aumentó un 15,6%, hasta los 37.944 millones de euros. La cartera está centrada en la financiación a familias (47%) y empresas (38%). La captación de recursos se elevó un 11,6%, hasta los 49.662 millones de euros, mientras los depósitos de clientes han registrado un incremento de más de 5.000 millones en el último año (+15,3%).

La tasa de morosidad se sitúa en el 2,7% y posiciona a Abanca como entidad líder por calidad de activos. Además, la tasa de cobertura de activos dudosos crece hasta el 66,2%, la más elevada del sector. En cuanto a los niveles de capitalización, la entidad dispone de un capital total del 16%, con un exceso de 1.110 millones sobre requisitos, según han informado sus responsables. Las líneas fundamentales de generación de ingresos continúan creciendo, pues el margen de intereses se incrementó un 11,2% interanual, mientras que los ingresos por prestación de servicios registraron un incremento del 25,9%.

“Tenemos un sólido perfil financiero para afrontar el entorno covid con estos niveles de capitalización, cómoda posición de liquidez y elevados niveles de cobertura”, ha sostenido Escotet.

Tras el anuncio en los últimos días de un acuerdo para la adquisición de la entidad vasca Bankoa, Abanca pretende incrementar su presencia en el eje cantábrico y refuerza segmentos de negocio estratégicos como empresas y gestión de patrimonios. Escotet ha especificado que el acuerdo definitivo de adquisición se firmará en septiembre y tras los trámites regulatorios en el último trimestre, el proceso se concuirá en el primer trimestre del año 2021. El consejero delegado del banco gallego, Francisco Botas, ha destacado el “atractivo” mercado vasco, con un banco con “fuerte arraigo” como es Bankoa, de más de 45 años, con una estabilidad “muy destacada” y que sirve para reforzar segmentos como gestión de patrimonios y empresas. A esto se une un equipo humano “de primer nivel” con más de 20 años de antigüedad. En esta línea, Botas ha resaltado el “alto valor” para Abanca de la compra de Bankoa, con un “bajo riesgo de ejecución” y un “consumo mínimo de capital”, si bien ha llamado a esperar a que se cierre la operación para conocer las cifras.

Con la compra, la entidad gallega aumentará en 4.374 millones el volumen de negocio, hasta situarlo por encima de los 93.000 millones de euros, y se consolidará como la séptima entidad española por activos, con más de 65.000 millones. Bankoa cuenta con una red de 30 oficinas y unos 40.000 clientes.

Preguntado por la renuncia a la compra del banco portugués Eurobic, Escotet ha explicado que desistieron “de forma definitiva” en esta operación por no cumplirse una serie de condiciones pactadas, pero su interés en Portugal “permanece”. Sobre nuevas adquisiciones, Escotet ha dicho que estarán “muy atentos a cualquier oportunidad que pueda surgir”.

Leave a Reply