El Deportivo se planta ante LaLiga

Los pulsos cruzados que impiden resolver el bloqueo generado en Segunda generaron en la mañana de este lunes un nuevo y surrealista capítulo cuando el inspector encargado por LaLiga del seguimiento sanitario del Deportivo se presentó en la sede de entrenamientos del equipo. Hasta allí acudió con varios técnicos encargados de realizar PCR a una plantilla que no se entrena desde hace dos semanas y cuyos integrantes se encuentran fuera de A Coruña. Se fueron de vacío por donde llegaron porque en la Ciudad Deportiva de Abegondo solo estaban los encargados de custodiar las instalaciones.

El inspector de LaLiga había enviado en la tarde del domingo un correo electrónico al club avisando de que horas después tendrían lugar esas pruebas en previsión de que se fijase de inmediato el duelo aplazado con el Fuenlabrada, previsiblemente para el próximo miércoles.

LaLiga aplica un protocolo de pruebas médicas obligatorias 48 horas antes de cada partido, pero en el momento en el que convocó su realización no había resolución alguna que indicase que se iba a disputar el partido, así que el Deportivo le recordó las últimas noticias que tenía al respecto. Dos días antes (el pasado viernes) se había recibido en el club coruñés una resolución del Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol en la que denegaba la solicitud del club madrileño y de LaLiga para jugar el domingo 2 de agosto por no cumplirse las condiciones sanitarias precisas para celebrar el partido. “La decisión sobre la nueva fecha del partido depende de la previa comunicación por parte Comisión de Seguimiento para el covid-19 de la que forman parte la Federación y LaLiga, en presencia del Consejo Superior de Deportes, sobre el efectivo cumplimiento de aquellas condiciones en relación con cada uno de los participantes en el encuentro, una vez recabada, en su caso, la opinión de las autoridades sanitarias competentes”, advertía el Comité de Competición.

Este lunes a las nueve de la mañana, hora en la que el inspector de LaLiga citó a la plantilla del Deportivo para hacer las PCR, no había noticias sobre una decisión o ni tan siquiera una reunión de esa comisión de seguimiento que fijase una fecha para el partido. El Deportivo expone en su respuesta que la competición está paralizada y que ni siquiera se han fijado las fechas de los playoff. Y advierte: “Este club ha solicitado -y continuará exigiendo para no adulterar la competición- la repetición íntegra de la Jornada 42 a fin de garantizar la integridad de la competición en igualdad de condiciones con el resto de equipos”.

El juez instructor de la Federación, Ricardo Esteban Díaz, había expuesto el jueves pasado que el partido aplazado no debe jugarse. En su opinión, el Fuenlabrada contaría ahora con la ventaja de conocer los resultados obtenidos por sus rivales en la lucha por acceder al playoff de ascenso. “Y se enfrentaría a un rival que se sabría descendido y que lleva días sin entrenar, o con un bajo rendimiento. Es un principio general del Derecho el de que no puede verse beneficiado quien por sus actos es presuntamente responsable de la situación creada”, argumentaba el instructor, que proponía la derrota administrativa del Fuenlabrada por tres a cero como “medida disciplinaria de carácter provisional”. Un día después el Comité de Competición denegó esa solución porque supondría “prejuzgar el fondo del asunto en un momento en el que no se tienen todas evidencias”, explicaba que la medida provisional solicitada por Ricardo Esteban Diaz causaría un perjuicio irreparable si después se acordara una resolución diferente y abrió un plazo de diez días para apelar.

Leave a Reply