El Gobierno y el PP piden respeto tras la decisión del rey emérito y ensalzan la figura de Felipe VI

El rey Felipe VI, junto a su padre, Juan Carlos I, y su hija la princesa Leonor.
El rey Felipe VI, junto a su padre, Juan Carlos I, y su hija la princesa Leonor.JAIME REINA / AFP

La decisión del rey emérito de abandonar España ha provocado una respuesta dividida de los principales partidos. El Gobierno y el PSOE han pedido respeto por la Casa del Rey y, sin citar a Juan Carlos I, se han limitado a resaltar el sentido de “ejemplaridad y transparencia”, así como “trabajo y compromiso”, del actual Monarca. El PP ha mostrado su respeto por la figura del rey emérito y ha asegurado que con esta salida se demuestra su “lealtad a España, a la Monarquía” y a su hijo. Ciudadanos ha agradecido la actuación de Juan Caroos I “para que el actual Jefe del Estado desempeñe sus funciones en las mejores circunstancias”. Podemos y formaciones de izquierdas y nacionalistas cuestionaron este comportamiento y lo relacionaron con un presunto interés por huir y evadir las investigaciones judiciales abiertas.

Desde La Moncloa, fuentes oficiales señalaron su “respeto a las decisiones comunicadas hoy por la Casa del Rey” y su “reconocimiento del sentido de la ejemplaridad y transparencia que siempre han guiado al rey Felipe VI desde su llegada a la Jefatura del Estado”. El PSOE, por su parte, agregó su apoyo al “trabajo y compromiso” del actual monarca.

Fuentes populares han resaltado “el papel determinante y decisivo” de Juan Carlos I en la llegada de la democracia a España hace 40 años. “Su legado al frente de la institución ha sido fundamental para que hoy los españoles gocemos de uno de los sistemas democráticos más desarrollados del mundo”, reseña el comunicado del PP que Pablo Casado se limitó a tuitear. La formación liderada por Casado ha aprovechado para reafirmar su respaldo y apoyo al rey Felipe VI, que lleva ejerciendo “de forma ejemplar” como jefe del Estado “durante estos seis años de reinado” y el papel esencial de la corona “como símbolo de la unidad y la continuidad histórica de la Nación española”. La portavoz popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, fiel a su estilo, fue más directa: “Perded toda esperanza. No mandaréis la Transición al exilio”.

Desde Unidas Podemos, que en las últimas semanas se ha adherido a varias iniciativas de la izquierda nacionalista en el Congreso para reclamar una comisión de investigación sobre las presuntas actividades irregulares del rey emérito, su portavoz en la Cámara, Pablo Echenique, tildó la solución buscada ahora como huida y se preguntó retóricamente si eso arregla algo para concluir que no: “¿Qué soluciona eso? ¿Qué se arregla con eso? ¿Qué mejora respecto de la monarquía? ¿Qué mejora respecto de nuestra democracia? Efectivamente, nada”

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha comparado en las redes sociales la decisión de Juan Carlos I con la marcha de Alfonso XIII, que abandonó España tras la proclamación de la II República, en 1931. El político catalán ha retuiteado una noticia de la decisión del exmonarca y ha escrito: “Como Alfonso XIII”. El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha ido más allá y ha vinculado la decisión del rey emérito con la corrupción: “Unos tuvieron que marcharse al exilio por demócratas, otros se marchan por corruptos. Felipe VI es a partir de hoy un rey aún más cómplice del legado oscuro de su padre”, ha escrito en su cuenta de Twitter.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, recurrió también a su cuenta de Twitter para calificar la salida de Juan Carlos I de España como huida: “El rey emérito huye de España sin rendir cuentas para prestar el mejor servicio a los españoles. Es escandaloso. Al menos que devuelva el dinero, que buena falta le hace a nuestro país”.

Desde la CUP, su diputado Albert Botran consideró que el abandono de Juan Caros I de España se produce en plena investigación de corrupción y entiende que por la repercusión pública de sus actos ese hecho es “la enésima operación de maquillaje para salvar una institución corrupta y heredera del franquismo”. Y remató: “Que caiga esta monarquía corrupta y que esta caída de la monarquía deje paso a la autodeterminación, a las repúblicas y a las independencias”.

Leave a Reply