Ricky Rubio y los Suns deslucen la clasificación y el partidazo de Doncic

Dallas Mavericks certificó su clasificación para los playoffs por primera vez desde 2016. Lo consiguió a pesar de que perdió el partido que le enfrentó a Phoenix (117-115). Los tejanos ya acariciaban el éxito antes de reanudarse la competición. La clasificación matemática la obtuvieron antes de que empezara su partido, a consecuencia de la victoria de San Antonio ante Memphis (106-108).

La derrota deslució la clasificación de los Mavericks y la formidable actuación de Luka Doncic que se quedó tan solo a dos puntos de su plusmarca anotadora en la NBA. El base esloveno, pese a que falló los tres triples que lanzó, sumó 40 puntos, 18 de ellos desde la línea de tiros libres, y además capturó 8 rebotes y dio 11 asistencias. Porzingis le acompañó con 30 puntos y 8 rebotes. Pero no fueron suficientes frente al despliegue de los Suns, que se sobrepusieron a los problemas con las faltas de Deandre Ayton y Booker, que acabó eliminado. Pero antes, Booker anotó 30 puntos. El novato de 24 años, Cameron Johnson aportó 19 puntos y 12 rebotes y Ricky Rubio rozó el triple doble con 20 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias.

Los Suns, con su segundo triunfo desde que se reinició la competición en Disney World, se aferran a sus escasas posibilidades de clasificarse para los playoffs. Los Spurs, en cambio, se sitúan en la novena plaza de la Conferencia Oeste que podría darles la posibilidad de meterse en las eliminatorias por el título, en una lucha en que se mantiene Memphis, octavo, pero cada vez con menos ventaja sobre sus perseguidores tras haber perdido los dos partidos que ha disputado en la burbuja de Disney World.

La referencia de Nowitzki

Dirk Nowitzki fue el jugador que situó a Dallas de manera asidua en los playoffs. Solo faltó una vez desde 2001 hasta 2016 y además, en 2011 consiguió el único título en la historia de la franquicia. La última vez que los Mavericks se habían clasificado para los playoffs sin Nowitzki fue en 1990, cuando destacaban en el equipo Rolando Blackman, Ron Tarpley y Derek Harper.

Houston superó a Milwaukee (120-116). Los Rockets lanzaron 61 triples y metieron 21, 12 más que los Bucks, que además perdieron 22 balones. La pareja exterior formada por Harden y Westbrook fue decisiva. La Barba sumó 24 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias y 6 robos de balón y Westbrook, 31 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias. Antetokounmpo obtuvo números extraordinarios con 36 puntos, 18 rebotes y 8 asistencias, aunque perdió un balón crucial en los compases finales. Lo mismo le sucedió a Middleton, que sumó 27 puntos y 12 rebotes, pero falló dos triples en los instantes finales.

Boston venció a Portland (128-124) gracias sobre todo al trío formado por Jayson Tatum, con 34 puntos y ocho asistencias, Jayen Brown, con 30 puntos, y Gordon Hayward, con 22 puntos y 8 rebotes.

Vucevic, con 23 puntos y 11 rebotes, Terrence Ross, con 25 puntos, y Aaron Gordon, con 23, impulsaron el triunfo de Orlando ante Sacramento (132-116). Jonathan Isaac, el primer jugador que permaneció de pie mientras el resto de integrantes de la NBA se arrodillaba mientras sonaba el himno en un gesto contra el racismo, se lesionó en el partido ante los Kings.

Leave a Reply