Podemos carga contra los socialistas por reunirse con Cs en La Moncloa

Unidas Podemos aireó este lunes su malestar por haber sido excluido de una reunión con Ciudadanos en La Moncloa. Los socialistas sostienen, contra el criterio de Podemos, que cualquier ministro representa al conjunto del Gobierno de coalición. Pero para el partido de Pablo Iglesias, el acercamiento a Ciudadanos es una acción “de parte del Gobierno” que no representa a todo el Gabinete, avisó la ministra de Igualdad, Irene Montero. Los acuerdos a los que se llegue con la formación de Inés Arrimadas solo “comprometen” al PSOE, advirtió además el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique.

Hay una “mirada a la derecha” de los socialistas que buscan el acercamiento y acuerdos con Ciudadanos. Esa acción no concierne ni compromete a Unidas Podemos sino solo a una parte del Gobierno de la coalición que, además, no ve compatibles las propuestas, sobre todo económicas, del partido liberal con las de un Ejecutivo progresista. En estos términos, Unidas Podemos expresó su malestar con los socios de Gobierno por aceptar la demanda de Ciudadanos de excluirles de una reunión este lunes en La Moncloa, encabezada por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, sobre cuestiones sociales y otras relacionadas con la pandemia. Ya el domingo por la tarde, Irene Montero, denunció esa exclusión y este lunes avisó de que una parte del Gobierno “ha decidido mirar a la derecha”. “No es creíble que quien gobierna con Vox vaya a apoyar las políticas centrales del Gobierno de coalición; quien mira hacia la derecha no es el Gobierno, sino una parte de él. Cumplir el acuerdo de Gobierno implica cuidar la mayoría parlamentaria que lo hizo posible”. Estas consideraciones de Montero en su perfil de Twitter fueron retuiteadas por el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El malestar en el Gobierno es serio, como pusieron de manifiesto las advertencias. También Pablo Echenique se extendió para explicar el significado que su partido atribuye dan a las reuniones de los socialistas con Ciudadanos de las que la formación de Iglesias no participa porque no ha sido invitada. Los acuerdos a los que lleguen solo “comprometen” al PSOE. “Respetamos que el PSOE quiera cambiar de aliados, pero no parece sensato hacerlo. Como dice mi compañera Adriana Lastra [portavoz socialista] son matemáticas”, apuntó con intención en Twitter el portavoz del grupo parlamentario. Con Ciudadanos y sin Unidas Podemos, no hay mayoría parlamentaria para el PSOE.

Los intentos de Carmen Calvo de restar importancia a la ausencia de representantes de Unidas Podemos fueron inútiles. Para ella “cuando un miembro del Gobierno acude a una reunión, lo hace en nombre de todo el Gobierno”. Lejos de sentirse reconfortados los dirigentes de Unidas Podemos utilizaron esa conclusión de Calvo para negar las premisas. Si solo hay ministros del PSOE, las decisiones y los compromisos son solo de los socialistas.

No hubo coordinación entren la parte socialista del Gobierno y Ciudadanos porque la respuesta fue antitética. El portavoz parlamentario de la formación liberal, Edmundo Bal, explicó la ausencia porque las materias a tratar no están dentro de las competencias de los ministros de Unidas Podemos.

Sí el malestar de fondo son las políticas sobre las que se puede negociar, el choque entre el PSOE y Podemos es inevitable, aunque, de momento, más basado en resquemores y prejuicios que en hechos. Aún no ha empezado la negociación de los presupuestos, pero Unidas Podemos da por supuesto que el acuerdo con Ciudadanos sobre las cuentas es imposible. Se basan en las propuestas tradicionales del partido liberal, que, en efecto, chocan con las del Gobierno de coalición. Pero en esta situación completamente nueva por las consecuencias sociales y económicas de la pandemia, el Ejecutivo ha reconocido que los planes cambiarán necesariamente. Y no hay duda de que Pedro Sánchez quiere contar de algún modo con Ciudadanos.

La tesis defendida desde hace tiempo por Iglesias es que resulta inverosímil casar las propuestas del Gobierno de coalición con las que pueda presentar Ciudadanos. Este lunes los dirigentes de la formación refrescaron esa teoría. El responsable de Economía de Podemos y secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, afirmó: “Poner en marcha las ocurrencias económicas de Ciudadanos en plena recesión agravará la crisis como ya comprobamos años atrás”.

En la reunión de este lunes, en la que estuvo la ministra de Política Territorial. Carolina Darias y altos cargos de La Moncloa, Ciudadanos pidió al Ejecutivo instrumentos legales para frenar la expansión de los brotes de coronavirus descontrolados. “Algunas comunidades como Cataluña no han sabido gestionar los brotes y el Gobierno debe tener instrumentos para poder tomar el control en esas situaciones”, demandó el portavoz parlamentario, Edmundo Bal

Leave a Reply