Galaxy Z Fold 2: Samsung agranda las pantallas de su primer plegable

En 2019 Samsung se vio obligado a retrasar la venta del que entonces era su teléfono inteligente más esperado: el Galaxy Fold. Era su primer terminal plegable y, tras prestárselo a varios periodistas estadounidenses, las pantallas de los móviles cedidos comenzaron a fallar. Después de este accidentado lanzamiento, el fabricante surcoreano siguió intentándolo. Mejoró el diseño del Fold y más tarde presentó el Z Flip, un móvil que adopta el clásico formato de concha y se puede guardar en cualquier bolsillo. Ahora vuelve a la carga con el Galaxy Z Fold 2. La marca surcoreana ha presentado este miércoles su nuevo terminal plegable en el esperado evento virtual Galaxy Unpacked, retransmitido desde Seúl.

Se trata de un teléfono que, según Samsung, combina la flexibilidad de un móvil con la potencia y el tamaño de pantalla de una tableta. Su pantalla principal es de 7,6 pulgadas —frente a la de 7,3 pulgadas del Fold— y tiene una tasa de refresco de 120 Hz. La tasa de refresco es la cantidad de veces que la pantalla actualiza la imagen que muestra por segundo. En otros terminales con esta tasa, los desplazamientos entre pantallas y aplicaciones son especialmente fluidos. Esta gran pantalla, más allá de para navegar en Internet o visualizar contenidos multimedia, está pensada para que el usuario pueda usarla de forma similar a la que utiliza una tableta. Por ejemplo, al abrir varias aplicaciones de forma simultánea en modo multitarea.

La pantalla externa del nuevo plegable es notablemente más grande que la de su antecesor. Con el Galaxy Fold cerrado se podía mandar mensajes, responder a una llamada, reproducir música en Spotify o hacer una consulta rápida en Internet sin problema. Todo con su pantalla externa. Pero para otro tipo de acciones se quedaba pequeña. Samsung dice haber escuchado a los usuarios que afirmaban que utilizaban tanto la pantalla de fuera como la de dentro. Mientras que la pantalla externa del Galaxy Fold era de 4,6 pulgadas, la del nuevo terminal es de 6,2 pulgadas.

La compañía surcoreana ha reforzado la pantalla del plegable y ha minimizado el hueco que queda entre ambas partes de la pantalla al plegarlo. El cristal capaz de doblarse que utiliza el Z Fold 2 se llama Ultra Thin Glass y es, según Samsung, “más fino que el pelo de un humano”. La bisagra permite plegar el teléfono en diferentes ángulos. De esta forma, es posible por ejemplo, doblarlo y ponerlo en la mesa para ver un vídeo. Samsung ya incluyó esta posibilidad con el Z Flip y era especialmente cómoda para hacer videollamadas mientras se realizaban otras acciones.

También cambia respecto al Fold el módulo de la cámara trasera exterior, que pasa a ser notablemente más grande y recuerda al de los nuevos Galaxy Note. El terminal tendrá una batería dual de 4.500 mAh, que según Samsung durará “todo el día”. Aún se desconocen muchos detalles del nuevo plegable de Samsung. El 1 de septiembre la marca surcoreana ofrecerá más información al respecto y comenzará la preventa del mismo. El Z Fold2 estará disponible en dos colores: Mystic Black (negro) y Mystic Bronze (bronce). Además, Samsung está colaborando de nuevo con la firma de moda neoyorkina Thom Browne para ofrecer una edición limitada de Galaxy Z Fold2 —al igual que ya hizo con el Z Flip—.

Un evento con aplausos virtuales y realidad aumentada

Con la pandemia, Samsung se ha visto obligado a reinventar su tradicional evento Galaxy Unpacked, que en su canal de Youtube ha sido seguido por más de 400.000 espectadores. Varios trabajadores de la marca han subido a un escenario blanco circular con una gran pantalla curva detrás. Pero esta vez, a diferencia de lo que ha ocurrido en las presentaciones recientes de otras marcas, sí que han tenido un público allí presente en cierto modo, aunque sea de forma virtual. A lo largo del evento, han aparecido en la pantalla decenas de personas que han seguido el Galaxy Unpacked desde sus casas. Y, por lo tanto, ha habido aplausos e incluso una especie de pancartas digitales con emoticonos. El fabricante también ha aprovechado las posibilidades que ofrecen los eventos virtuales frente a los presenciales. Por ejemplo, ha utilizado efectos de realidad aumentada para mostrar los móviles o el reloj inteligente volando en el escenario.

Leave a Reply