La Xunta de Galicia propone sancionar a LaLiga y al Fuenlabrada por incumplir los protocolos sanitarios

El expediente abierto por la Xunta de Galicia contra LaLiga y el Fuenlabrada ya tiene una propuesta de sanción comunicada a los interesados. A la espera de las alegaciones de ambos, tanto la patronal futbolística como el club madrileño, saben que la administración gallega les reclama sendas multas de 360.607,27 euros por haber cometido una falta muy grave. Mientras tanto, cinco de los miembros de la expedición del Fuenlabrada que seguían confinados en A Coruña recibieron el alta epidemiológica para regresar a sus domicilio. 17 días después del viaje del equipo, queda una persona confinada en el hotel, a la que acompaña el presidente del club, Jonathan Praena, que no está infectado. Todo se conoció en una mañana en la que el capitán del Deportivo, Alex Bergantiños, fue trasladado a dependencias policiales para declarar sobre un mensaje de voz filtrado del grupo de whatsapp de su equipo y en el que reflexionaba sobre la actitud que debería tener su equipo si se jugaba el partido contra el Fuenlabrada. El club madrileño, que con sumar un punto en A Coruña disputaría el playoff, advirtió en un comunicado emitido minutos después de hacerse público el audio que lo llevaría a la Fiscalía. Bergantiños quedó en libertad sin cargos.

La autoridad sanitaria gallega abrió hace dos semanas una investigación por incumplimiento de los protocolos sanitarios. “Estimamos que existe una doble responsabilidad”, apuntó entonces Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta. El Fuenlabrada viajó a A Coruña el pasado día 20 de julio con los resultados de unas pruebas PCR pendientes y tras conocer que cuatro integrantes de su grupo de trabajo habían tenido resultados que reflejaban que sufrían la infección en otras realizadas con anterioridad. “El protocolo de LaLiga tiene lagunas y además hay condiciones que no se han cumplido”, razonó entonces el consejero de salud de la Xunta, Jesús Vázquez Almuiña. Desde entonces, y en situaciones similares en otros equipos (Almería, Zaragoza), al primer resultado anómalo en un PCR ya se le denomina positivo y no sólo se aísla al afectado sino cesan los entrenamientos y se decreta el confinamiento de sus compañeros. Nada de eso sucedió con el Fuenlabrada, que lejos de confinarse siguió entrenando y tomó un avión a A Coruña para jugar un partido.

La Xunta evacuó consultas con los responsable sanitarios de Madrid y Galicia, con el Consejo Superior de Deportes y con la Federación Española de Fútbol para poder darle forma a su expediente. La sanción que se le aplica se encuentra en la escala inferior entre las de grado máximo para infracciones muy graves. Tanto LaLiga como el Fuenlabrada disponen ahora de un periodo de alegaciones mientras sigue abierta también la investigación de la Fiscalía.

Además sigue en curso la instrucción federativa en la que, tras dos aplazamientos, este jueves por la mañana está previsto que se tome declaración a presidente, entrenador y médico del Fuenlabrada además de al futbolista Hugo Fraile y a su representante Rodrigo Fernández Lovelle, que aseguró en declaraciones a varios medios que los jugadores del Fuenlabrada viajaron a A Coruña sin saber que había casos positivos por covid-19 en el equipo. También el mismo jueves por la tarde prestarán declaración, a petición del Fuenlabrada, tres futbolistas más, varios ejecutivos, los inspectores de LaLiga asignados al equipo y el propio presidente de la patronal, Javier Tebas, además de su adjunto Roberto Bermúdez de Castro.

Leave a Reply