Samsung presenta el Galaxy Note 20: el móvil con lápiz óptico para escribir en la pantalla “como en un papel”

Después de varias semanas de filtraciones sobre los nuevos Galaxy Note 20 y Galaxy Note 20 Ultra, Samsung ha presentado al fin este miércoles sus nuevos teléfonos inteligentes de gama alta en el evento virtual Galaxy Unpacked, retransmitido desde Seúl. El fabricante surcoreano ha mejorado las prestaciones del S Pen, el ya tradicional lápiz óptico de los Note, que cuenta con una latencia ―el retraso entre el toque de la pantalla y la ejecución― de nueve milisegundos, frente a los 42 milisegundos del Note 10. Según la compañía, la sensación al escribir en la pantalla es similar a la de hacerlo en un papel.

El Galaxy Note 20, que tiene una pantalla de 6,7 pulgadas, tiene una versión en 4G y otra en 5G y estárá disponibles en tres colores —gris, verde y bronce— a partir de 949 euros en España. El Note 20 Ultra, compatible con las redes 5G, tiene una pantalla de 6,9 pulgadas y se puede comprar en bronce, negro y blanco desde 1.299 euros. Ambos terminales saldrán a la venta el 21 de agosto de este año.

La compañía ha tenido en cuenta el aumento del uso de las aplicaciones de negocios y de “las videollamadas y el gaming” en los móviles, según su portavoz Mark Holloway. “El número de juegos en el último trimestre ha crecido un 21%”, destaca. El terminal está por ello enfocado a fomentar la productividad en el trabajo y también en ofrecer una experiencia inmersiva a los aficionados a los juegos en el ámbito del entretenimiento. El objetivo es precisamente que el usuario, ya sea un ejecutivo o un gamer, pueda utilizar el móvil tanto como si fuera un ordenador personal o una videoconsola.

El lápiz es como una varita mágica pensada para facilitar al usuario determinadas acciones. Por ejemplo, escribir en documentos, tomar notas, navegar de forma más sencilla o controlar el teléfono realizando gestos en el aire. La nueva función de gestos Anywhere del S Pen está pensada para facilitar la navegación. Por ejemplo, permite regresar a la pantalla de inicio o tomar una captura de pantalla con realizar un gesto de muñeca. En esta ocasión, el S Pen cambia de sitio frente a sus antecesores: pasa a estar a la izquierda mientras que las teclas de volumen y encendido están a la derecha.

Con el lápiz óptico, el usuario puede tomar notas y guardarlas automáticamente desde el ordenador o el móvil a la nube para poder acceder a las mismas desde cualquier dispositivo. Samsung asegura haber mejorado el reconocimiento de escritura a mano con tecnología de aprendizaje profundo y su conversión a texto. El terminal, afirma la compañía, puede detectar qué se escribe independientemente de lo rápido que se haga. Además, el fabricante surcoreano se ha asociado con Microsoft para mejorar la productividad y permitir, por ejemplo, guardar las notas y sincronizarlas con Outlook de forma automática.

La cámara frontal de ambos terminales es de 10 megapíxeles. En su parte trasera, tienen un módulo rectangular de tres cámaras. El del Galaxy Note 20 está compuesto por un sensor principal de 12 megapíxeles, un telefoto de 64 megapíxeles y un ultra gran angular de 12 megapíxeles. El del Galaxy Note 20 Ultra tiene un sensor principal de 108 megapíxeles y un teleobjetivo y un ultra gran angular de 12 megapíxeles cada uno. La cámara permite además capturar vídeo en 8K.

Una tasa de refresco de 120 Hz

Mientras que el Note 20 tiene una tasa de refresco de 60 Hz, el Note 20 Ultra permite utiliar 60 Hz o 120 Hz en función del contenido. La tasa de refresco es la cantidad de veces que la pantalla actualiza la imagen que muestra por segundo. Es decir, cuanto mayor sea esa tasa, las animaciones se perciben de forma más realistas y los desplazamientos entre diferentes pantallas o aplicaciones son más fluidos —algo especialmente importante cuando se juega a videojuegos. La posibilidad de intercambiar ambas tasas de refresco puede resultar muy útil teniendo en cuenta que las tasas consumen mucha batería y, además, no todos los juegos son compatibles con ellas.

Ambos dispositivos tienen un procesador Exynos 990, al igual que los terminales de la gama Galaxy S20. El Note 20 viene acompañado de 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento. El Note 20 Ultra cuenta con 8 o 12 GB de RAM 256 o 512 GB de almacenamiento, que se puede ampliar con una microSD de hasta 1 TB. La batería del Galaxy Note 20 es de 4.300 mAh y la del Galaxy Note 20 Ultra, de 4.500 mAh. Ambos terminales cuentan con carga rápida que, según Samsung, sirve para dotar al terminal del 50% de la batería en 30 minutos o llenarla en apenas una hora.

Tabletas, un reloj inteligente y nuevos auriculares inalámbricos

Los Note 20 no son los únicos terminales que Samsung da a conocer este miércoles. También ha presentado los Galaxy Tab S7 y Tab S7+, Galaxy Watch3 y Galaxy Buds Live. Las tabletas Galaxy Tab S7 y S7 +, que poseen una frecuencia de actualización de 120 Hz y un lápiz óptico, están pensadas para aportar la productividad de un ordenador personal tanto a la hora de trabajar como de jugar.

Galaxy Watch3, al igual que otros relojes inteligentes en el mercado, permite administrar rutinas, actualizar objetivos y hacer un seguimiento del estado de salud de su usuario. Samsung asegura que el dispositivo puede medir la saturación de oxígeno en sangre y la presión arterial. El dispositivo cuenta con una función que permite, cuando se detecta una posible caída, enviar la ubicación de inmediato a los contactos que se han escogido previamente.

La marca surcoreana también ha presentado unos nuevos auriculares inalámbricos, que vienen a complementar a los Galaxy Buds +, que presentó el pasado 11 de febrero en el Galaxy Unpacked en San Francisco. Los Galaxy Buds Live incluyen tres micrófonos y, según Samsung, permiten “escuchar a un ser querido como si estuviera en la misma habitación”. Además, estos auriculares cuentan con cancelación activa de ruido. El usuario puede optar por escuchar los sonidos de su entorno o silenciarlos.

Leave a Reply