Cádiz propone sustituir el nombre de la avenida Juan Carlos I por Sanidad Pública

El rey emérito Juan Carlos I amaga con caerse del callejero de Cádiz. El equipo de Gobierno del Ayuntamiento, presidido por Jose María González Kichi ha propuesto sustituir su nombre en una de las principales avenidas de la ciudad por el de Sanidad Pública. La idea es por ahora un proyecto que deberá pasar por la Comisión de Nomenclátor, primero, y por el pleno municipal —en el que a los de González no tienen la mayoría absoluta—, después, para salir adelante. Si prospera, la capital gaditana se sumará a ciudades como Gijón.

“La huida del rey emérito de España a otro país pone de manifiesto, una vez más, la extrema fragilidad de la institución monárquica”, ha asegurado sin rodeos la portavoz del Gobierno municipal, Ana Fernández, en un comunicado difundido este jueves por el Ayuntamiento. Frente a eso, la edil de Adelante Cádiz defiende la idoneidad de dedicar la avenida al colectivo sanitario dado que “el enorme trabajo que han realizado y siguen desarrollando los profesionales sanitarios en esta crisis sanitaria provocada por la covid19 son razones más que suficientes para plantear este cambio de nomenclatura”.

Con todo, será el pleno municipal el que tendrá la última palabra para decidir si el rey emérito debe ceder su sitio en el callejero a este homenaje para los sanitarios. Que la propuesta del equipo de Gobierno salga adelante dependerá de que los de Adelante Cádiz —a los que, con 13 ediles, les falta uno para alcanzar la mayoría absoluta— consigan sumar apoyos de algunos de los partidos de la oposición. Los ojos estarán puestos, principalmente, en los cinco concejales del PSOE para averiguar si siguen el mismo posicionamiento que sus compañeros en Gijón o Vitoria, donde los socialistas sí han impulsado o apoyado propuestas similares.

Más allá de esa duda de apoyos, está también por ver cuándo se eleva la consulta al pleno. La intención es que la iniciativa pase primero por la Comisión de Nomenclátor que debe convocarse para este fin y, posteriormente, llegue a tiempo al pleno ordinario que se celebrará este mes de agosto. El cambio de la avenida dedicada a Juan Carlos I es una idea que lleva tiempo rondando en la ciudad. El equipo de gobierno asegura que se ha limitado a recoger el guante de una iniciativa anónima que, en pleno confinamiento durante el mes de abril, habilitó la web avenidasanidadpublica.es, en la que ya se solicitaba la sustitución a raíz de las primeras informaciones contra el rey emérito y después de que el rey Felipe VI anunciara su intención de renunciar a la herencia de su padre.

Poco después de darse a conocer esta iniciativa, el alcalde González llegó a opinar sobre el tema en el transcurso de una entrevista en un medio local en la que ya afirmó que el cambio le parecía “fetén”. Posteriormente, el regidor manifestó en su perfil de Twitter que le parecía “bochornoso e indefendible la falta de ejemplaridad” de la institución. Fernández ha asegurado ahora que la citada iniciativa online ya suma 4.000 firmas. “Atenderemos esta demanda ciudadana al igual que se ha hecho con otras iniciativas en ocasiones anteriores”, asegura la edil. Esta vía de la recogida de rúbricas fue también la que llevó, en mayo de 2017, al alcalde a entregarle la polémica medalla de de oro de la ciudad a la patrona, la Virgen del Rosario.

El nombre del rey emérito bautiza una avenida de 2,8 kilómetros que se inauguró en 2003, bajo el mandato de la anterior alcaldesa Teófila Martínez. La vía, una de las más importantes de la ciudad y ubicada en la zona nueva o de Extramuros, surgió tras la obra del soterramiento que ocultó las vías del tren. El busto del monarca —vandalizado ya en más de una ocasión— preside el inicio de la avenida desde dicha inauguración, en la que Juan Carlos I no estuvo presente. En total, según el Instituto Nacional de Estadística, en España hay hasta 637 vías públicas nombradas en honor del monarca. Los Ayuntamientos de Gijón, Vitoria o Pinto (en Madrid) ya han iniciado iniciativas similares a las de Cádiz para retirar ese nombre de sus callejeros.

Si el cambio prospera, se sumaría a otros ya materializados por el actual equipo de Gobierno, como la sustitución del nombre del alcalde franquista Ramón de Carranza por el de Avenida 4 de Diciembre de 1977, en referencia a la manifestación celebrada ese año en Málaga en favor de la autonomía andaluza. Además, el Consistorio se encuentra inmerso en pleno estudio para elevar a consulta pública la elección de un nuevo nombre para el Estadio municipal en el que juega el Cádiz C.F. y que dejaría de llamarse como ese mismo regidor.

Leave a Reply