El precio de la vivienda sufrió en junio la mayor caída en cinco años, según los notarios

Varias personas pasan por delante de un anuncio de viviendas en A Mariña (Lugo), el pasado 26 de julio.
Varias personas pasan por delante de un anuncio de viviendas en A Mariña (Lugo), el pasado 26 de julio.Carlos Castro / Europa Press

El mercado inmobiliario recupera poco a poco el pulso y en junio continuó avanzando hacia una normalización de la actividad. Lo hizo, eso sí, a costa de un considerable abaratamiento de las casas según se desprende de los datos publicados este jueves por el Centro de Información Estadística del Notariado. De acuerdo con dicha fuente, en el sexto mes del año el precio medio de la vivienda en España retrocedió un 3,9% con respecto al mismo periodo de 2019. Esa caída interanual supone una ruptura absoluta con la tendencia que arrastraba el sector (45 meses de subidas consecutivas, con la excepción de abril de 2019, cuando la Semana Santa cayó en medio del mes) y hay que retroceder más de cinco años, hasta marzo de 2015, para encontrar una bajada mayor.

De acuerdo con la información facilitada por las notarías de toda España, el importe medio de una vivienda se situó en junio en 1.393 euros por metro cuadrado. Como principal causa de esa caída de precios aparecen las viviendas unifamiliares, que con una media de 1.016 euros por metro cuadrado se abarataron interanualmente un 9,6%. Los pisos en bloques de vivienda solo cedieron un 0,1% (1.625 euros) en su conjunto. Aunque los pisos libres de segunda mano registraron menores precios que un año atrás (1.554 euros, -3,3%), los de obra nueva se encarecieron considerablemente (2.164 euros, un 5% más).

Las variaciones de precios se dieron en un contexto general de recuperación del mercado. Tras la declaración del estado de alarma el 14 de marzo, abril fue el mes de máximo confinamiento y las medidas de desescalada que se iniciaron en mayo no se generalizaron en todo el territorio prácticamente hasta junio, mes en que además decayó el estado de alarma el día 21. Así, buena parte de las trabas para llevar a cabo operaciones de compraventa de vivienda desaparecieron en el sexto mes del año, y la actividad rebotó en consecuencia.

Según los datos conocidos este jueves, en junio se firmaron 36.319 ventas de vivienda en las notarías de toda España. La cifra supone perder una de cada cinco operaciones respecto a junio de 2019 (un 20,9% exactamente), pero mejora con mucho los registros de mayo (25.667 operaciones) y sobre todo de abril. En el cuarto mes solo se firmaron en España 14.934 ventas, un 70% menos que en el año anterior.

“Los datos siguen siendo negativos por el impacto del confinamiento en el mercado, con fuertes caídas interanuales. Aún así, tanto las compraventas como el número de hipotecas se han recuperado frente al mes anterior como consecuenia de las primeras semanas de desescalada”, ha valorado Idealista en una nota remitida a los medios. Según el análisis que realizan desde ese portal inmobiliario, “será complicado” que el mercado vuelva “a niveles prepandemia antes de 2021″.

Pisos nuevos y unifamiliares

El cambio en la tipología de vivienda que demandan los clientes también tiene su reflejo en la estadística. Curiosamente, los segmentos que mejor evolución presentaron fueron precisamente aquellos donde más subieron y bajaron los precios: los pisos libres a estrenar y las viviendas unifamiliares, respectivamente. En estas últimas, el número de operaciones se contrajo solo un 13,9% con respecto a junio de 2019, mientras que en el caso de los pisos de obra nueva incluso se mejoraron las cifras de doce meses antes al firmarse 3.878 operaciones, un 9,7% más. Por tipología, la que peor comportamiento mostró desde el punto de vista de la demanda fue la de los pisos libres de segunda mano, que siguieron un 28,5% por debajo de los niveles del año anterior.

A menos ventas de casas corresponden también menos firmas de préstamos, pero el mercado hipotecario mostró un mes más un comportamiento algo mejor que el del mercado inmobiliario general. Esto sugiere que las compra de casas al contado, generalmente asociadas más a inversores que a quienes adquieren una primera residencia, está despegando a un ritmo más lento. De acuerdo con los datos notariales, en junio se realizaron 17.911 préstamos hipotecarios para comprar vivienda, un 14,1% menos que 12 meses antes. El capital medio de esas hipotecas firmadas ante notario fue de 145.938 euros, lo que supone un descenso interanual que calca el de los precios: un 3,9% menos.

La caída de hipotecas para adquirir vivienda fue menor que la de otros préstamos que tenían por finalidad construir un edificio (-18,8% interanual) o comprar otro tipo de inmuebles diferentes de una vivienda (-17,7% interanual). El segmento hipotecario más resentido de la crisis fue un mes más, no obstante, el de aquellos préstamos destinados a financiar actividades empresariales, que en junio seguían un 22,3% por debajo de los niveles de 2019.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Leave a Reply