Francia añade Aragón a su lista de regiones no recomendadas por la situación epidemiológica

Un bombero realiza labores de desinfección en una residencia en Burbáguena (Teruel).
Un bombero realiza labores de desinfección en una residencia en Burbáguena (Teruel).Antonio Garcia / EFE

El empeoramiento de la situación epidemiológica en España está provocando la reacción de los países de la UE en forma de cuarentenas y advertencias contra los viajes al país o a determinadas zonas. Este miércoles, Suiza asestó un nuevo golpe al sector turístico al decretar la cuarentena obligatoria a todos aquellos viajeros procedentes de España, exceptuando a las islas Canarias y Baleares, mientras que Bélgica incluyó a Madrid y Baleares en su lista de regiones para las que recomienda una cuarentena a la vuelta. Este jueves, Francia ha incluído Aragón en el grupo de regiones a las que desaconseja viajar, entre las que también está Cataluña, mientras que Alemania obligará a pasar test PCR a los turistas que vuelvan de Cataluña, Aragón y Navarra.

Desde la mañana de este jueves, Francia recomienda a sus ciudadanos que no viajen a Aragón, debido al empeoramiento de la situación epidemiológica de la pandemia de covid-19. Actulmente, Aragón es la región europea con más casos, con una incidencia de 567 casos por 100.000 habitantes. Junto con Madrid, copa la mitad de los contagios en España, aunque en Madrid la incidencia es menor, 72 casos por 100.000 habitantes. Cataluña, con 153 casos, es la segunda comunidad española más castigada actualmente, por delante de Navarra, con 140.

Así, Francia incluye a Aragón en la lista de regiones no recomendadas, lista en la que está Cataluña desde el 24 de julio. Desaconseja ir a Aragón hasta que “la situación se restablezca” y recomienda “fuertemente” a los franceses que se encuentran actualmente en esta comunidad y en Cataluña a que se hagan un test PCR a su vuelta a Francia. No obstante, esta prueba no es obligatoria ni se exige cuarentena posterior a los viajeros.

Alemania también ha actualizado las recomendaciones a sus viajeros y ha decretado la obligación de someterse a un test de covid-19 a los turistas que regresen de zonas consideradas de alto riesgo, entre las que incluye a Cataluña, Aragón y Navarra. “Está claro que se trata de un recorte de las libertades del individuo pero me parece proporcionado a la situación y asumible”, dijo ante la prensa el ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn. “La libertad implica también responsabilidad hacia los otros”, agregó.

También Hungría ha retirado a España de su lista de destinos seguros y a partir de este viernes 7 de agosto obligará a los viajeros procedentes de España a presentar dos pruebas PCR negativas en cinco días o a someterse a una cuarentena de dos semanas.

Las nuevas restricciones de Alemania, Francia o Hungría se unen a las que ayer también pusieron en marcha Suiza y Bélgica, ante el aumento de contagios que se está registrando en España y que ha obligado a decretar limitaciones de movimiento en varias regiones aragonesas y catalanas, además de limitar los horarios de ocio nocturno en varias regiones más. Bélgica añadió a Madrid y Baleares a su lista naranja de regiones para las que recomienda cuarentena a la vuelta, en la que ya estaban Girona, Tarragona, País Vasco, La Rioja, Extremadura, Soria, Guadalajara, Castellón, Valencia, Murcia y Almería. Además, Bélgica cuenta con una línea roja de áreas a las que directamente prohíbe viajar, que incluye Aragón y Navarra y las provincias catalanas de Barcelona y Lleida.

También Suiza impuso el miércoles cuarentenas obligatorias de 10 días a los viajeros procedentes de la España peninsular, según publicaron las autoridades sanitarias del país. La decisión sobre los vuelos procedentes de España deja a las islas Canarias y Baleares fuera del listado suizo, que se actualiza en función de la situación epidemiológica de cada país y supone considerar a España dentro de los territorios con “riesgo elevado de infección”. La medida se aplica a quienes hayan pasado más de 24 horas en España, con la excepción de las dos comunidades insulares, por lo que solo quedan eximidos de su obligación los viajeros en tránsito.

Suiza se une así a Reino Unido, que a finales de julio impuso también una cuarentena de 14 días a los turistas procedentes de España, lo que supuso un tremendo varapalo para el sector turístico español, cuyo principal mercado es el británico. Uno de cada cinco turistas recibidos por España en 2019 era británico. Las cuarentenas y otras medidas restrictivas son un daño directo al sector turístico, el más afectado por la pandemia, pero también reputacional, por el impacto en la confianza de los eventuales viajeros en la seguridad sanitaria de España, que este miércoles ha comunicado casi 3.000 nuevos positivos por covid-19. Las patronales turísticas dan ya casi por descontado un verano negro —en junio, mes en el que se reabrieron las fronteras con el fin del estado de alarma, apenas visitaron españa 200.000 turistas extranjeros, frente a los 9 millones de junio de 2019— y anticipan pérdidas de al menos 83.000 millones de euros y la desaparición de cientos de miles de empleos.

Leave a Reply