Montero niega que el Gobierno negociara la salida de Juan Carlos I: “La Casa Real tomó sus propias decisiones”

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado que “no ha habido consenso ni negociación” entre el Ejecutivo y la Casa del Rey para la salida de España de Juan Carlos I en medio del escándalo por las supuestas irregularidades financieras fiscales del rey emérito que se investigan en Suiza y España. En una entrevista con la agencia Efe, Montero ha señalado que La Zarzuela ha tomado “sus propias decisiones” sobre la situación del padre de Felipe VI, y el Rey se las ha transmitido al presidente Pedro Sánchez en sus despachos privados habituales.

La ministra rechaza que el episodio del traslado del rey emérito fuera de España, que se produjo el domingo y se anunció el lunes por la tarde, haya supuesto una fisura entre los dos partidos del Gobierno de coalición, PSOE y Unidas Podemos. La formación dirigida por Pablo Iglesias se ha quejado de que Sánchez no les informara de la operación de salida de Juan Carlos I, y la ha calificado como una “huida” de la justicia.

Montero rechaza también que se trate al ex jefe del Estado como “un prófugo de la justicia”, como hacen los líderes de Podemos; y recuerda que no está imputado y que, tras anunciarse el abandono de España, el abogado del rey emérito, Javier Sánchez-Junco, manifestó que este acudirá a la llamada de los tribunales si es citado. Pese a esta discrepancia, Montero asegura que ambos socios están satisfechos con su alianza. “Estamos cómodos, estamos bien, estamos fuertes”, ha afirmado.

El PP ha recordado estos últimos días que para preparar la abdicación de Juan Carlos I, en junio de 2014, una de las claves fue la comunicación “fluida y constante” entre el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba. La portavoz del Ejecutivo recordó que don Juan Carlos ya no es jefe del Estado y que, por lo tanto, los asuntos que surjan relacionados con su vida privada “no forman parte de las cuestiones de país que el presidente del Gobierno despacha con el resto de líderes políticos”.

Respecto a los reproches de sus socios de Podemos de haber sido marginados en esta cuestión, se ciñó a la respuesta que dio repetidamente el martes Pedro Sánchez en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros para evitar dar detalles sobre a qué país se ha trasladado don Juan Carlos o quién correrá con los gastos de su seguridad: “Los despachos privados con el jefe del Estado no se comparten” ni siquiera en el “interior del Gobierno”.

La portavoz subrayó que el Ejecutivo respalda y saluda “desde el primer día cualquier iniciativa que la Casa Real pudiera poner encima de la mesa en relación con la transparencia y la rendición de cuentas. Montero reconoce que en el seno del Gobierno conviven “dos sensibilidades” acerca de la Monarquía, pero señaló que la apuesta del partido mayoritario, el PSOE, es el “pacto constitucional” que ha tenido “réditos muy importantes en materia democrática y económica”, y que como partido mayoritario “tienen la palabra”. La ministra, siguiendo la doctrina fijada el martes por Sánchez, resta importancia al desencuentro con Unidas Podemos y garantiza que todo el Gobierno está “muy satisfecho” y “muy cómodo” con la alianza, que se ha visto reforzada, dice, por la gestión de la pandemia de la covid-19 y de sus consecuencias sociales y económicas.

Leave a Reply