Un niño salva la vida en el mar gracias a los consejos que vio en un programa de la BBC

Un programa de televisión y la templanza de un niño de 10 años fueron clave para que no muriera ahogado en el mar. El pequeño desapareció el pasado de viernes en aguas de Scarborough, North Yorkshire, el condado más grande de Inglaterra, de poco más de un millón de habitantes. Sobre las siete de la tarde, hora local, se perdió la pista del menor cerca de un spa de la zona, situada a unos 300 kilómetros al norte de Londres.

Comenzaron entonces las labores de rescate, con un bote salvavidas, que rastreó la franja costera. Cuando llevaban ya una hora de búsqueda, acertaron a divisar un bulto flotando en el mar. La tripulación del bote se mostró sorprendida, según relata la BBC, al ver que se trataba del niño, que hacía el muerto bocarriba, con los brazos y las piernas estirados y abiertos, y pedía ayuda a gritos.  

[embedded content]
Uno de los programas de Saving Lives at Sea.

Según la Royal National Lifeboat Institution (RNLI), una organización de rescate que salva vidas en el mar en las costas de Gran Bretaña, el pequeño fue hallado en un punto llamado Vincent Pier, después de haber sido arrastrado por el viento y las corrientes a lo largo de la bahía.

Lee Marton, de la estación de rescate de Scarborough, afirmó: “Nos dijeron que había estado viendo rescates de botes salvavidas en el documental de la BBC Saving Lives at Sea y que había seguido al pie de la letra los consejos dados en el programa”. Y añadió, según recoge la cadena británica: “Estamos muy impresionados con este chico increíble que logró mantener la calma y aplicó los consejos en una situación tan terrible y estresante. De no ser así, el resultado habría sido muy diferente”.

El menor, tras ser llevado a tierra, fue entregado a la familia y después pasó un reconocimiento médico para comprobar su estado tras la peripecia.

El pasado viernes, cuando se produjo este suceso fue el día más caluroso del año y el tercero más tórrido en los registros del Reino Unido. La población acudió entonces en masa a las playas y el número de incidentes y de rescates del servicio de salvamento RNLI superó los 326, con un récord de llamadas en los últimos cuatro años.

Leave a Reply