Careca y Luis Suárez, la conquista del 10

Luis Suárez conversa con Messi antes del derbi con el Espanyol.
Luis Suárez conversa con Messi antes del derbi con el Espanyol.ALBERT GEA / Reuters

Todo comenzó en un Mundial. México 1986 ligó a Maradona con Careca, como Brasil 2014 lo hizo con Luis Suárez y Messi. El brasileño fue al Pelusa lo que el uruguayo a La Pulga: el mejor socio de su vida. “El jugador con el que hice la mejor dupla fue Careca”, asegura Maradona. Messi, en cambio, no es tan contundente. “Es difícil comparar a Luis con otros jugadores con los que jugué. Sí puedo decir que es el mejor 9 del mundo”, elogia el capitán del Barça a su amigo.

Fue en 1986, en el momento más mágico de su carrera, cuando Maradona se enamoró del fútbol de Careca. El 10 de la Albiceleste marcó en México cinco goles en siete partidos. El goleador del Mundial, sin embargo, fue el inglés Gary Lineker con seis. Careca, que se quedó fuera en cuartos tras el histórico duelo entre Francia y Brasil, firmó cinco. “Diego le dijo a [Corrado] Ferlaino (entonces presidente del Nápoles): ‘Si me traes a Careca, la temporada que viene somos campeones”, recuerda Fernando Signorini, histórico preparador físico de Maradona.[/CORRADO] “¿Te gusta Careca?”, le preguntó César Luis Menotti, campeón del mundo con Argentina en el 78, a Diego en una charla para El Gráfico. “Mucho, mucho ¿Y a usted?”, le replicó Maradona. “Es el jugador ideal para estar a tu lado… Está medio acostumbrado a ser contragolpeador, a luchar solo, a que todo dependa de él… Juntos, Careca y vos pueden hacer cosas increíbles”, analizó Menotti. Ninguno se equivocó. Juntos ganaron una Serie A, una Supercopa y la UEFA. “Dejé de ir al Real Madrid para jugar con Diego”, confiesa Careca.

Messi se enteró de que Luis Suárez sería su compañero en Brasil 2014. El capitán de Argentina no había pedido al uruguayo. La Pulga intenta no quedar ligado a ninguna operación azulgrana. Y, en la secretaría técnica que dirigía Andoni Zubizarreta, se sabía que, si Messi hubiese tenido que optar, su elección hubiese sido la del Kun Agüero. Lo intentaron. “La primera no era Suárez. En invierno, nos planteamos el fichaje de Agüero. Aquello no salió. En esa situación, no había duda: Luis Suárez era nuestro único objetivo”, reveló Zubizarreta.

La primera impresión no fue buena. Messi, tímido, no congenió ni fuera ni dentro del campo. Fue en un entrenamiento, en el que, incómodo, el 10 mandó a Suárez que se situara de 9 y él se recostó en el ala derecha. La sintonía apareció en el césped y se extendió a la vida. “Es uno de los mejores amigos que me dio el fútbol y la vida”, dice el argentino, vecino del uruguayo en Castelldefels. Messi y Luis Suárez ganaron cuatro Ligas, cuatro Copas, dos Supercopas, una Champions y un Mundial de Clubes.

Como en el caso de Maradona y Careca, Messi y Luis Suárez fortalecieron su amistad a partir de sus parejas. “Fátima, la mujer de Antonio, y Claudia Maradona eran íntimas. Eso fortaleció mucho la relación entre los dos jugadores porque pasaban mucho tiempo juntos fuera de la cancha”, explica Signorini.

Maradona y Careca vivían en el mismo barrio en Nápoles a unos 400 metros de distancia. Antonela Racuzzo y Sofía Balbi, además de amigas, hicieron negocios juntas, como adquirir una franquicia de una zapatería. La empresa no prosperó, sí la relación entre las dos mujeres. “Hay un punto en común que es clave. Son mujeres centradas, muy familiares y que estaban con ellos antes de que se hicieran famosos. Eso se nota”, apunta el preparador físico de Maradona.

Tríos excepcionales

Careca y Maradona formaron un trío de ataque formidable con Bruno Giordano. Ma-Gi-Ca, lo llamaron en Nápoles. En el Camp Nou, Luis Suárez y Messi hicieron historia junto a Neymar. Los tres sudacas, era el nombre de su grupo de Whatsapp, que sigue vigente. “Era un amigo verdadero. Siempre miraba por el grupo, simpático y cariñoso”, describe Careca a Maradona. “Leo es un tipo normal, humilde y sincero”, define Suárez al 10 azulgrana.

Careca no duda: “Diego es el más grande de todos. Muy creativo, un jugador del que se esperaba todo. En uno o dos minutos podía hacer cosas como si tuviera la pelota en la mano. Siempre disfruté jugando con él”. Tampoco se queda corto Luis Suárez: “Lo que está haciendo (Messi) es histórico. Como amigo y compañero, me enorgullece. Yo voy a decir que jugué al lado del mejor jugador de la historia”. Al lado de Maradona, el brasileño marcó 68 goles. Suárez ya es el tercer máximo anotador de la historia del Barça con 195. Y Messi nunca tuvo un mejor socio: el 9 le entregó 47 asistencias, más que Dani Alves, 42, e Iniesta, 37.

Leave a Reply