El misterio del helicóptero que fue robado en Cuenca y apareció en Córdoba

Un helicóptero Bell 412 pesa más de 3.000 kilos y puede medir hasta 17 metros de longitud. Es capaz de transportar hasta a 13 personas y alcanzar una altura de vuelo de 6.000 metros. Estas características hacen que la desaparición de una aeronave como esa resulte, por decir lo menos, extraño. Así sucedió la madrugada de este viernes en la base de la Brigada de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF, dependiente del Ministerio de Agricultura) en la localidad conquense de Prado de los Esquiladores. Horas más tarde, la Guardia Civil ha encontrado el vehículo en la provincia de Córdoba. El resto de detalles sobre este robo rocambolesco sigue siendo un misterio.

Todo en esta historia parece sacado de un guion de película. El hurto sucedió —según la prensa local, cerca de las cuatro de la madrugada— cuando solo había un piloto de guardia en la base, una de las más antiguas de las nueve que hay en España. El sonido del despegue del helicóptero lo despertó y fue así como se dio aviso a la Guardia Civil, según relata el presidente de la Asociación de Trabajadores de las BRIF, Pablo González. La coordinadora de la base, Encarnación Montes, ha clavado la sensación que dejó el robo entre los trabajadores de la zona: “Estamos alucinados”, según confesó en una entrevista en la cadena SER.

La situación fue comunicada a la empresa para que el Ministerio de Agricultura pueda dotar de otra nave a la base, en la que aún queda otro helicóptero. El robo no llegaba en el mejor de los momentos: Castilla-La Mancha, como gran parte de España, se encuentra en medio de la campaña contra incendios. En la asociación de trabajadores aseguran que para que esta sustracción fuese posible, las personas implicadas debieron tener, forzosamente, un conocimiento del terreno —la base está en un monte— y de cómo pilotar. Además, recuerdan que la Dirección General de Aviación Civil prohíbe los vuelos no comerciales en la noche.

Sobre las 14.00, la delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha confirmó que el Bell 412 fue encontrado, en perfecto estado, en un lugar de la provincia de Córdoba. La Guardia Civil continúa su investigación. Hasta el momento no hay información sobre detenidos ni el móvil por el que se realizó este extraño robo.

Leave a Reply