El Templari 2018, complejidad y potencia

Carme Ferrer y Manuel Sanmartín son un matrimonio con una concepción vitivi­nícola vanguardista y creativa. Fueron pioneros en usar la garnacha blanca para crear vinos de hechura moderna y sugestivos, más allá de los habituales dulces y rancios clásicos. Luego ampliaron su horizonte con el tinto Coma d’en Pou, elaborado con garnacha tinta, cabernet sauvignon y syrah, cultivados al este de Gandesa, en las estribaciones de la sierra de Cavalls. Han continuado con Templari, y la serie En Moviment, con tres propuestas, donde se refleja la mirada sensible de Pili Sanmartín, el relevo generacional.

Tal vez lo más acertado haya sido elaborar su Templari 2018 solo con la variedad morenillo, sin la habitual compañía de garnacha. Una uva prácticamente extinguida, cultivada en la finca La Obaga de Tomaset, situada en suelos de roca calcárea de la sierra de Pàndols. Tras macerar el mosto con sus pieles y su posterior fermentación, el vino permanece nueve meses en tinajas de arcilla; así consiguen aunar complejidad y potencia, en una expresiva propuesta aromática donde las golosas notas de bayas negras maduras se integran en el paisaje balsámico del sotobosque mediterráneo. Y conformar una frutosidad seductora, que se reafirma en el gusto sedoso y potente, pero sin perder por ello el equilibrio.

El Templari 2018

  • Bodega: Bàrbara Forés. Gandesa (Tarragona)
  • Teléfono: 977 42 01 60
  • Web: cellerbarbarafores.com
  • DO: Terra Alta
  • Tipo: tinto crianza, 13,5%
  • Cepas: morenillo
  • Precio: 15 euros
  • Puntuación: 9,4

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Leave a Reply