La producción industrial aumenta un 14% en junio pero sigue muy lejos de los niveles previos a la pandemia

Cadena de montaje del grupo automovilístico PSA.
Cadena de montaje del grupo automovilístico PSA.EFE

La industria española recuperó en junio parte del terreno perdido por el impacto de la pandemia de covid-19. El conjunto del sector manufacturero continúa su progresiva recuperación y el Índice de Producción Industrial (IPI) aumentó en junio un 14% respecto al mes anterior, impulsado por la reapertura de las las fábricas que pararon su actividad durante el confinamiento y el incremento del consumo, especialmente en el sector textil y el automovilístico. No obstante, la industria, que atraviesa una grave crisis que el coronavirus exacerbó, aún está lejos del nivel de junio de 2019, un 14% por debajo.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan un fuerte crecimiento de la producción industrial, pero todavía lejos de los niveles previos a la pandemia. El impacto del confinamiento provocó un desplome sin precedentes en marzo (-13,6%) y abril (-22,1%) —cuando las industrias no esenciales tuvieron que cerrar durante dos semanas—, que será muy difícil de recuperar en el corto plazo. Sin embargo, el comienzo de la remontada ya está aquí. La progresiva desescalada ha hecho repuntar la actividad por segundo mes consecutivo, aunque en junio la subida del IPI fue tres décimas inferior a la de mayo (14,3%).

En términos anuales, no obstante, las cifras siguen siendo muy negativas. La producción industrial se situó en junio un 14% por debajo de la del mismo mes de 2019, pero dibuja una curva ascendente —ha remontado 20 puntos desde abril— que se mantendrá durante lo que queda de año, hasta cerrar el último trimestre con una caída inferior al 5%. Al menos esa es la proyección de Rafal Myro, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, que sin embargo advierte: “El 100% de normalidad no la vamos a recuperar en todo 2021”. El impacto de la pandemia ha sido tan fuerte que hasta dentro dos años no se prevé volver a los niveles previos a la crisis.

El coronavirus supuso un mazazo para industrias como el textil o el automóvil, que redujeron al mínimo su actividad durante los meses mas difíciles ante el desplome sin precedentes del consumo. Ahora, estos sectores, fundamentales en el mix industrial español, son los que están tirando con más fuerza de la recuperación. La fabricación de vehículos a motor aumentó un espectacular 96% en junio respecto al mes anterior; la industria textil, un 88%. Ambas presentan ya una evolución anual similar a la media de las actividades secundarias, incluso mejor en el segundo caso. Para Myro, esto supone un “dato esperanzador”, ya que constituyen el mejor termómetro de la recuperación del consumo.

Aumenta la inversión

La demanda interna y la reapertura de los mercados internacionales impulsó en junio la remontada de todas las industrias españolas: solo la fabricación de productos farmacéuticos, que había crecido notablemente durante lo peor de la pandemia, se contrajo con respecto a mayo. Pero además del gran aumento de la producción de bienes de consumo duraderos (38%), destaca el de los bienes de equipo (31%), es decir, los que reflejan la inversión de las empresas.

Los bienes de consumo no duradero, como los alimentos —que, al ser productos básicos, habían aguantado mejor los embates del confinamiento— se recuperaron en junio más lentamente (13%) que la media, así como la energía (6%). Los primeros solo están a tres puntos de alcanzar los niveles de hace un año, que ya superan por doble dígito las industrias extractivas y los productos farmacéuticos. Los bienes de consumo duradero (-16%) y los bienes de equipo (-18%) tardarán un poco más “No son malos datos, porque se va recuperando la actividad al ritmo previsto. El mes de julio será mejor”, resume Myro.

La amenaza está ahora en los rebrotes, que pueden llevar a una remontada asimétrica en función de los territorios. Sin embargo, la vigencia del estado de alarma en toda España hasta el 20 de junio provocó que la evolución del IPI no tenga relación con la incidencia regional del coronavirus. Pese a haberse convertido en el epicentro de la pandemia, Madrid (-8%) es una de las comunidades donde menos cayó la producción industrial en junio con respecto al mismo mes del año anterior, mientras que Baleares, que resistió mejor los embates de la covid-19, presenta los peores datos (-29%). Solo Murcia logró incrementar su actividad manufacturera en los últimos 12 meses.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Leave a Reply